Imprimir

rolando gonzalez

El diputado cubano Rolando González, vicepresidente de la comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), recalcó hoy que la Base Naval de Guantánamo constituye una violación a la carta de Naciones Unidas.

Las relaciones internacionales no son precisamente democráticas. Aún cuando la Asamblea General de Naciones Unidas concede un voto por Estado, sabemos que es su Consejo de Seguridad -el clan de las potencias- el que tiene en definitiva el poder real en las decisiones, dijo González en entrevista con Prensa Latina.

Obviamente, un país con el poderío de los Estados Unidos, no solo el que tiene ahora, sino el que ya ostentaba a fines del siglo XIX, pudo sin muchos problemas apartar a España del conflicto con los cubanos e intervienen en la Isla, recordó el historiador.

En ese sentido explicó que el objetivo de Washington nunca fue ayudar a los cubanos a obtener su independencia, sino arrebatarle un botín a España; que no fue solo Cuba, sino también Puerto Rico y Filipinas.

A partir de ahí imponen a nuestro país la enmienda Platt, que no era otra cosa que el derecho de Estados Unidos de intervenir en los asuntos cubanos cuando ellos entendieran que fuera necesario, y lo ejecutaron en más de una ocasión, argumentó.

El diputado señaló que parte de ese control externo y esa dominación se expresó cuando forzaron un tratado de bases navales y carboneras, firmado el 23 de febrero de 1903, que les concede hasta hoy el derecho a tener la Base Naval de Guantánamo.

Según el académico, probablemente sea el territorio más antiguo de una base militar norteamericana, con 115 cumplidos el mes pasado.

A mí me gusta presentarlo como un caso antológico de trato desigual. Ese es un tratado que vencerá, según su propio texto, cuando las dos partes estén de acuerdo. Obviamente, ellos se están reservando eternamente ese derecho, explicó.

rolando gonzalez entrevista

El parlamentario reiteró que el camino de Cuba siempre ha sido el de la solución pacífica y negociada; pero sin renunciar jamás a esa porción del territorio nacional.

Eso demuestra que es falso que se acabara el colonialismo. En la misma medida que existen leyes extraterritoriales en que se impone la voluntad a otros pueblos igualmente soberanos, a partir del poderío.

Es una evidencia más de que en las relaciones internacionales siguen produciéndose cuestiones que violan los principios aprobados por la carta de las Naciones Unidas, este es un caso muy tangible, subrayó.

De acuerdo con el diputado, parte de las maniobras para atacar a Cuba siempre han sido las supuestas violaciones de los derechos humanos.

Se podría decir que eso es cierto, pues en la base naval de Guantánamo, Washington tiene prisioneros sin ningún tipo de protección. Gente arrebatada de cualquier otro lugar, que es llevada allí y no tiene un mínimo de garantías procesales a la luz del derecho contemporáneo, concluyó.

 Fuente: Cubasí