Imprimir

 1base naval1El profesor e investigador Don Wualiset de la Universidad de San Juan, Puerto Rico, contó las experiencias de una visita que realizó a la base Naval en Guantánamo.

Voces de rechazo a la ilegal base naval de Estados Unidos en el oriente cubano, se hicieron sentir en el Encuentro Teórico 120 años de la presencia militar yanqui en Guantánamo, desarrollado en la Universidad de Ciencias Médicas de esta ciudad.

Durante la cita fue presentado el libro Guantánamo and American Empire. The Humanities Respond, escrito junto a la editora Jessica Adams por el escritor y profesor norteamericano residente en Puerto Rico, Don. E. Walicek, quien precisó que el texto - disponible en idioma inglés- contiene elementos historiográficos, entrevistas y ensayos académicos desde una perspectiva política y cultural caribeña, resultado de cuatro años de investigación y que demuestran y enseñan al mundo que la provincia de Guantánamo es mucho más que la base naval.

También contiene 27 poemas escritos por prisioneros musulmanes para aliviar las penas y torturas sufridas en la prisión, y que dejan ver a los seres humanos que en realidad habitan tras la imagen social construida por las trasnacionales mediáticas al servicio del imperio, de que los cautivos son solo terroristas y asesinos.

El escritor rechazó la permanencia del enclave militar, utilizado como prisión y centro de torturas, a la vez que reconoció el justo reclamo del pueblo de Cuba por la devolución del territorio ocupado.

Profesores, historiadores, investigadores de las ciencias sociales y estudiantes universitarios, dialogaron sobre la historia de la base naval, que negó la victoria cubana al final de la Guerra Necesaria y desencadenó la intervención yanqui en el archipiélago, como parte del panel Frustración de un Ideal.

 

2 base navalEn el marco de la jornada por los 150 años de luchas por la independencia de Cuba, se realizó hoy el evento teórico 120 años de la presencia militar yanqui en la bahía de Guantánamo.

Sobre la presencia norteamericana en la bahía de Guantánamo habló el profesor universitario Wilfredo Campos Cremé, y acerca de los marcados intereses geopolíticos y económicos del imperio estadounidense en el archipiélago, versó la exposición del historiador de la ciudad de Guantánamo José Sánchez Guerra, quien denunció que la base naval, la más antigua del gobierno estadounidense en ultramar, es evidencia histórica de la intención de las administraciones de esa nación para pisotear la soberanía cubana y causar vejaciones y daños al pueblo de la Mayor de las Antillas, con el objetivo de asfixiarlo a cualquier precio.

“Pero los guantanameros -añadió Sánchez Guerra - han respondido con espíritu de resistencia acumulada durante 120 años, que es ya parte de su identidad”.

El investigador Mario Montero Campello, por otra parte, se refirió al impacto en el medio ambiente de la estación militar, donde Estados Unidos ocupa las áreas más profundas de la bahía de Caimanera, de doble bolsa y gran extensión territorial, destruyendo también la flora y la fauna de la zona, como resultado de continuas ampliaciones constructivas, vertimiento sistemático de residuales y contaminación del medio ambiente.

Cerraron el evento las exposiciones de una multimedia sobre la Base Naval desarrollada en el preuniversitario guantanamero Enrique Soto, y una conferencia sobre la ilegitimidad de la permanencia imperial en la Isla.

Con la presencia de 28 corresponsales de prensa extranjera acreditada en Cuba, el diálogo devino espacio de denuncia de la ilegalidad del enclave, para hacer frente a la existencia de campañas mediáticas que intentan justificar la base como necesidad para la seguridad de Estados Unidos, cuando en realidad es una prisión de tortura y punto de permanencia yanqui, ocupación ilegal de un territorio que pertenece a Cuba por derecho natural y político.

3base navalFrustración de un ideal. Presencia militar yanqui en Guantánamo es el tema del panel que se desarrolló como parte del evento.

Información relacionada:

Realizan Evento Teórico 120 años de la presencia militar yanqui en la bahía de Guantánamo