aniversario muerte che logo

Los habitantes de la ciudad de Mayarí, Holguín, en representación de los compatriotas de todos los sitios de Cuba, rindieron ayer homenaje a José María Martínez Tamayo, integrante de la guerrilla internacionalista del Che en Bolivia, nación donde cayó en combate el 30 de julio de 1967.

La concentración popular por el cincuentenario del luctuoso suceso se produjo en las proximidades del lugar donde el revolucionario nació en 1936 y vivió en compañía de su hermano René, combatiente destacado del mismo destacamento guerrillero.

Durante la ceremonia de recordación, miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias colocaron una ofrenda floral al pie de la placa que recuerda a ambos luchadores por la emancipación de las naciones latinoamericanas.

Asimismo, el acto devino tributo a los mártires de la Revolución Cubana, pues en plena lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista el destino marcó al 30 de julio de 1957 como el día del último combate armado de Frank País García y Raúl Pujols, minuto amargo al que siguió, justo un año después, la muerte, en iguales condiciones, de René Ramos Latour.

Un franco matiz de comprometimiento revolucionario dio a la conmemoración la entrega de los carné del Partido Comunista de Cuba y de la Unión de Jóvenes Comunistas a un grupo de mayariceros, así como el agasajo a Milagros Ortiz Castillo, delegada al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

A Nayla Leyva Rodríguez, máxima dirigente juvenil en la provincia, correspondió evocar el honroso proceder de los combatientes internacionalistas cubanos en varias partes del mundo, así como el legado de todos los caídos en defensa de la patria y el ejemplo que ello entraña para la actuación cotidiana de los continuadores de la obra revolucionaria.

Fuente: Periódico Granma

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS