almeida 2

El Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, quien en momentos difíciles como los que vive hoy gran parte del país nos enseñó que «aquí no se rinde nadie», recibió el homenaje que en el octavo aniversario de su desaparición física, presidió la ofrenda floral del General de Ejército Raúl Castro Ruz

Con la presencia a ratos de una fina llovizna, junto a su tumba ubicada al pie del monumento erigido en el mausoleo de los héroes y mártires del Tercer Frente Mario Muñoz Monroy, también fueron colocadas ofrendas florales del Consejo de Estado y del pueblo de Cuba, por alumnos de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos, de Contramaestre.

Como cada 11 de septiembre, el tributo popular se inició con la tradicional peregrinación desde el poblado cabecera de Cruce de los Baños hasta Loma de la Esperanza, encabezada por Lázaro Expósito Canto y Beatriz Johnson Urrutia, miembros del Comité Central del Partido y máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia, respectivamente.  

En tan sagrado lugar, los «camilitos» seleccionados por sus resultados integrales asumieron igualmente la guardia de honor, mientras que además de las rosas depositadas sobre la tumba de Almeida a ras de tierra, los presentes dedicaron flores a sus padres Rosario y Juanito, cuyos restos reposan muy cerca de los del intachable revolucionario.   

Asaltante del cuartel Moncada, expedicionario del yate Granma y fundador jefe de este frente guerrillero que en plena guerra llegaría a abarcar alrededor de 6 000 kilómetros cuadrados, Almeida tuvo entre sus grandes virtudes la valentía, la lealtad a Fidel y a Raúl, el estrecho vínculo con el pueblo, y las dotes de escritor y compositor de notables canciones.

Fuente: Periódico Granma

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS