presa zaza abre compuertas Con la operación de las compuertas del Cayajaná los expertos procuran mantener un equilibrio entre las aguas que entran y las que salen del embalse. Foto: Reidel Gallo Rodríguez

Después de casi cuatro años sin aliviar, desde la mañana de este miércoles la presa Zaza comenzó a evacuar sus aguas por las compuertas del Cayajaná, un hecho verdaderamente insólito para los pobladores de la región, quienes a lo largo del 2017 habían visto reducido el mayor embalse del país hasta su nivel más bajo en las últimas tres décadas.

Autoridades de la delegación provincial del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) explicaron que la decisión se corresponde con el anuncio de nuevas precipitaciones para la región central del país y con el estado actual de la presa que, tras las lluvias asociadas al huracán Irma y los sucesivos escurrimientos, en la tarde de ayer acumulaba 942 millones de metros cúbicos de agua, el equivalente al 92 % de su capacidad de diseño.

Yusliadys Lorenzo Coca, subdelegada del INRH en Sancti Spíritus, explicó que con vistas a asegurar la capacidad operacional en el embalse inicialmente se abrieron las seis compuertas del Cayajaná hasta una altura de 60 centímetros, con lo cual se lograba la salida de 360 metros cúbicos por segundo.

Al cierre de esta edición Granma conoció que la altura de las compuertas había sido elevada hasta 120 centímetros con vistas a compensar los continuos escurrimientos que continuaban entrando a la presa.

A propósito de la operación, este miércoles el general de cuerpo de ejército Joaquín Quintas Solá, jefe de la Región Estratégica Central, recorrió la zona del aliviadero y la cortina, ocasión en la que llamó a cumplir estrictamente los protocolos establecidos para el funcionamiento de la importante obra.

Acompañado por José Ramón Monteagudo Ruiz, presidente del Consejo de Defensa Provincial y Teresita Romero Rodríguez, vicepresidenta de dicho órgano, el también viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, recordó la importancia de no descuidar la vigilancia sobre la represa y tener creadas las condiciones por si se precisa evacuar nuevamente a los miles de pobladores que viven aguas abajo.

Según Alberto Eirín, delegado de Recursos Hidráulicos en Sancti Spíritus, esta operación hidrológica que se lleva a cabo en la Zaza podría durar hasta el próximo sábado, aunque siempre estará en dependencia de las precipitaciones que se produzcan en zonas de la cuenca, que abarca más de 2 400 kilómetros cuadrados en las provincias de Villa Clara y Sancti Spíritus.

Fuente: Periódico Granma

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS