creditos-bancarios-cuba

El Banco Popular de Ahorro (BPA) prevé implementar en 2015 nuevas vías para acercarse a los más de 400 mil cuentapropistas existentes hoy en Cuba, a fin de desempeñar un rol esencial como asesor financiero de estos actores no estatales.

En declaraciones a la AIN, Greicher La Nuez, directora de riesgo bancario, informó que entre las actuales proyecciones figura la creación en las provincias donde opera el BPA de gestores de negocios, quienes deberán acompañar la actividad económica de las referidas formas de gestión.

Ellos tendrán la responsabilidad de explicarles a los privados las ventajas de asesorarse con el banco, así como también la importancia de los créditos para mejorar y perfeccionar su actividad, acotó.

El objetivo, precisó La Nuez, consiste en que los trabajadores puedan recibir asistencia en el área donde laboran, sin necesidad de recurrir a las oficinas comerciales, y así dedicarse exclusivamente a prestar sus bienes y servicios.

Subrayó que, incluso, la iniciativa permitirá a los cuentapropistas llenar en el propio negocio la documentación requerida para obtener, en caso de desearlo, determinado financiamiento o abrir una cuenta corriente, y solo visitar la entidad bancaria cuando corresponda firmar el contrato y obtener el crédito. 

Actualmente el BPA valora los lugares donde poner en práctica esa posibilidad, de acuerdo con la cantidad de personas que se desempeñen por cuenta propia en los territorios, puntualizó la directiva.

Hasta la fecha solo 469 cuentapropistas han recurrido al llamado banco de la familia cubana en busca de financiamiento para comprar bienes e insumos, cifra bien reducida en comparación con el casi medio millón de trabajadores acogidos a la nueva modalidad de empleo. 

La Nuez explicó que siempre las oficinas comerciales se han concentrado en otorgar créditos a quienes ya trabajan por cuenta propia, y estos en su mayoría no desean tal asistencia, pues refieren que los ingresos percibidos por la propia actividad resultan suficientes para sostenerla y realizar cierta inversión.

Ante esa realidad, comentó que hoy valoran la posibilidad de acercarse a aquellos  emprendedores, que aunque identificaron determinada oportunidad de negocio no han solicitado el permiso, al carecer de los recursos imprescindibles para comenzar el proyecto.

Dijo que el BPA, quer opera en todo el país menos en La Habana, estudia cuáles deben ser los pasos a seguir en tales casos, lo que requerirá siempre del correspondiente análisis de riesgo.

Entre otras de las acciones que prevé la mencionada institución para aproximarse más a las preferencias del sector no estatal, la directiva mencionó la firma de un convenio con la Universidad de La Habana y la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, dada la importancia de sus investigaciones.   

Fuente: AIN

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS