gastronomia-cuba-1

En Cuba, de las 12 mil 988 unidades de la gastronomía y los servicios técnicos y personales existentes, tres mil 570 ya laboran bajo formas no estatales de gestión, y las demás se incorporarán de manera gradual y ordenada, informó hoy el periódico Granma.

La aparición de las restantes dependerá del número de personas que laboran en ellas, los niveles de actividad y la estructura de los servicios, comentó Ada Chávez Oviedo, viceministra del ramo.

Durante esta primera etapa, indicó, fueron aprobadas 219 cooperativas no agropecuarias (CNA), de las cuales ya funcionan 39 en la gastronomía y nueve en los servicios personales y técnicos.

Estas últimas se concentran en La Habana, Pinar del Río, Isla de la Juventud y Ciego de Ávila, mientras las primeras están diseminadas por todas las provincias, exceptuando a Matanzas y Mayabeque.

Hasta el momento se han incrementado de manera general la calidad de las ofertas, la estructura de las mismas y los horarios de servicios; se han reanimado las instalaciones gastronómicas y los trabajadores han aumentado los ingresos, aunque se aprecia una tendencia creciente de los precios de algunos productos, apuntó.

No obstante, reconoció que aún falta preparación para asumir los cambios resultantes del paso a otra modalidad de gestión y por consiguiente, en no todos los lugares se aprovechan las potencialidades emanadas de las transformaciones.

Según Ada Chávez, la experiencia acumulada desde el 2009 allanó el terreno para que, en julio de este año, se decidiera extender tales modalidades al resto de los establecimientos.

La política para la implementación de formas no estatales en el comercio pretende ofrecer servicios de mejor factura y más sostenibles en el tiempo, siempre manteniendo las prestaciones existentes y conservando la imagen e identidad, dijo.

Respecto al precio de los servicios, explicó que estos se determinarán mediante oferta y demanda, a excepción de los que se decidan centralmente.

Las unidades que se desprenden de la gestión estatal, en forma cooperativa, continuarán recibiendo los recursos que tenían asignados en el plan a un precio inferior al de la red minorista, a la cual también pueden acceder, unido a otras comercializadoras mayoristas, agregó.

Derivado de tales modificaciones, las entidades a las cuales se subordinen establecimientos que adopten modelos de gestión no estatal deberán redimensionarse, en correspondencia con sus nuevas funciones y nivel de actividad, refirió la funcionaria.   

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS