ataques sonicos 580x389

La revista The Journal of the American Medical Association (JAMA), el 15 de febrero hizo público el informe con los resultados de la investigación médica a 21 de los supuestos “afectados” por los imaginarios “ataques”, presuntamente experimentados por funcionarios de la embajada de EE.UU. en La Habana. Fuentes cercanas a los expertos cubanos vinculados a la investigación, aseguraron a PostCuba que estos evaluaron dicho documento y manifestaron su desacuerdo con el mismo.

Algunas de las opiniones de los especialistas cubanos:

  • La información que muestra el artículo no sustenta hipótesis alguna.
  • Presenta una serie de casos relacionados con un fenómeno sonoro direccional sin definir desde el punto de vista metodológico los casos como tal, apoyándose en signos y síntomas, práctica inaceptable en una publicación científica. Obvia el Método Epidemiológico en la investigación desechando la oportunidad de establecer controles de casos. Todo lo anterior niega los postulados de la Medicina Basada en la Evidencia.
  • La información que ofrece es principalmente subjetiva, basada en las experiencias contadas por los “afectados” y en el criterio de los investigadores; mientras los datos objetivos (exámenes practicados a los presuntamente “dañados”) son insuficientes e incompletos.
  • La idea de que los supuestos enfermos padecen una conmoción cerebral sin conmoción es disparatada.

El planteamiento de que padecen un trauma a partir de una fuente no natural, la metódica de listar síntomas que pueden corresponderse con un grupo no definido pero numeroso de enfermedades y la falta de un diagnóstico concluyente llevan a la ambigüedad.

Las fuentes consultadas refirieron a PostCuba que, los criterios de los especialistas cubanos se sustentan en un profundo análisis científico de lo que se plantea en el informe norteamericano, el cual adicionalmente contrastaron con el editorial aparecido en JAMA el mismo día de la publicación del mencionado informe, asegurando que los galenos cubanos ven mayor objetividad en el editorial y coinciden con las críticas que le hace al citado documento, a la vez que consideran como inusual que a un artículo en una revista científica, se la hagan tantos señalamientos y se llame a la prudencia en la interpretación de los datos que expone.

Según las fuentes los elementos que aportaron se ajustan a la estricta verdad, reconocieron la existencia de otros que cuestionan el informe con el mismo rigor científico, sobre los que no estuvieron de acuerdo en abundar. Explicaron que decidieron buscar una vía para hacer públicas algunas de las opiniones de los científicos involucrados en la investigación, sin el consentimiento de estos, al ver tanta falta de ética y desapego a la verdad en la contraparte norteamericana.

 Fuente: Cubadebate

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS