muestra construccionLa XII Feria de la Construcción en Cuba (Fecons 2018) llega hoy a su última jornada con una muestra rusa consistente en barras, mallas y elementos curvos de polimeros.

Una solución innovadora para sustituir las barras de acero en la construcción es la atractiva propuesta de la Fábrica rusa de Materiales Compuestos de Yaroslavl en Fecons 2018, técnica con amplias potencialidades para evitar la corrosión.

La XII Feria de la Construcción en Cuba (Fecons 2018) llega hoy a su última jornada con una muestra rusa consistente en barras, mallas y elementos curvos de polimeros reforzados con fibra de vidrio para el refuerzo del hormigón armado, una alternativa al empleo del acero en las construcciones, explicó a Prensa Latina el consultor técnico de la entidad, Alejandro Hernández.

El uso de esta tecnología reporta numerosas ventajas: es anticorrosiva, ahorra en reparación y restauración; al ser más ligeras humaniza el trabajo de los obreros; cuenta con precios competivos comparados con el valor mundial del acero, y además, no contamina el medio ambiente, amplió Hernández.

La relación con Cuba inició hace tres años, dijo y amplió que suministraron las barras empleadas para la recostrucción de la Termoeléctrica Antonio Guiteras fuertemente afectada por el embate del huracán Irma en septiembre.

Los materiales se emplearán en las casas bomba y en el muro de contención con el fin de aportar mayor durabilidad a las estructuras.

Otro proyecto consiste en el suministro de toda la tecnología a la planta Ignacio Agramonte de la provincia de Camagüey, para producir esos novedosos materiales, y además, se planea montar una segunda industria en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

Aparejado, laboran de conjunto con la Universidad Tecnológica de la Habana (Cujae) en el estudio de esta técnica para que los ingenieros cubanos sean capaces de emplearla en los sistemas
estructurales. Actualmente, se discuten al año más de 15 tesis de grado en materia de ingeniería civil.

Significó la importancia de la capacitación de los especialistas porque a pesar de las bondades del producto se require cambiar la mentalidad de los expertos que por norma general son conservadores.

Para la empresa rusa Cuba constituyó la base para desarrollar el producto en América Latina, pues fue la ventana para llegar a países como México, Panamá, República Dominicana y Nicaragua.

La fábrica, ubicada a 266 kilometros de la capital rusa, de 10 años de creada inició sus exportaciones desde hace tres y es capaz en 24 horas de producir 100 mil metros lineales de barras -cerca de 100 kilometros-, y en mallas aproximadamente 10 contenedores de acero de 20 toneladas, señaló.

Fecons 2018 concluye en este día numerosos contactos entre empresarios y expositores en la vitrina comercial más importante de la construcciones en Cuba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar