instituto tecnico militar jose marti El ITM mereció la bandera Proeza Laboral en reconocimiento por sus labores para restañar los daños del huracán Irma en el territorio nacional. Foto: Dunia Álvarez Palacios

Cuando la obra cotidiana de los hombres sirve para tributar al beneficio de los demás, y enaltece el alma de quien la realiza, puede sentirse el regocijo del deber cumplido. Así lo vivieron los oficiales y trabajadores del Instituto Técnico Militar José Martí (ITM), órdenes Antonio Maceo y Carlos J. Finlay, cuando este lunes el centro mereció la bandera Proeza Laboral, que otorga la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), en reconocimiento por sus labores para restañar los daños del huracán Irma en el territorio nacional.

La enseña fue recibida por el coronel Manuel Osoria Neyra, director de la institución, de manos del miembro del Buró Político y secretario general de la CTC, Ulises Guilarte de Nacimiento, quien reconoció los resultados del trabajo de oficiales, soldados, sargentos, trabajadores civiles, y sus estudiantes, en la respuesta al llamado del General de Ejército Raúl Castro Ruz, para asegurar «la recuperación de la infraestructura de la ciudad de La Habana», «con esfuerzo, sacrificio y ejemplo de consagración».

Saneamiento, recogida de desechos sólidos y escombros, así como la poda de árboles, fueron solo algunas de las acciones protagonizadas por el ITM, las cuales dejaron una huella de satisfacción, solidaridad y compromiso con el pueblo, como alude la resolución que fundamenta el otorgamiento, leída por Marlen Grau, miembro del Secretariado Nacional de Trabajadores Civiles de la Defensa.

En presencia también del miembro del Buró Político, general de cuerpo de Ejército, Leopoldo Cintra Frías, ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), y de los 13 Héroes y Heroínas del Trabajo de la República de Cuba que acaban de recibir esa condición, tuvo lugar la entrega de la medalla Hazaña Laboral, a Jorge Alfonso Pérez, trabajador de la propia institución docente, quien se destacó en la restauración del mural ubicado en el vestíbulo principal de la Academia de las FAR General Máximo Gómez, órdenes Antonio Maceo y Carlos J. Finlay, el cual recoge una síntesis de momentos trascendentales de nuestra historia Patria.

Cuarenta y dos años de entrega al trabajo en el ITM, el mismo centro donde estudió el líder de la Revolución, ser cubano y fidelista, son las razones que lo llevarán este lunes al desfile por el Primero de Mayo, acompañado de sus nietos, según admitió Alfonso Pérez a Granma, momentos después del agasajo recibido.

De igual forma, la joven Elennys Diéguez, estudiante de la especialidad de Radioelectrónica de aviación, habló del orgullo que representa que «nuestro Comandante estuviera en esos pasillos, y se destacara en el deporte, la cultura y en el desarrollo del movimiento estudiantil. Por eso me siento en el compromiso de desfilar junto al pueblo».

Fuente: Periódico Granma

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS