biran consulta constituyenteFoto: Juan Pablo Carreras Vidal

En Birán, cuna de héroes, comenzó el proceso de consulta popular del proyecto de Constitución de la República.

Precisamente un 13 de agosto, cuando hombres y mujeres de Cuba y el mundo homenajearon al Comandante en Jefe Fidel Castro, en su cumpleaños 92, su tierra natal acogió una de las primeras reuniones, de las 135 000 previstas hasta el 15 de noviembre próximo, en las que el pueblo de Cuba actuará como legítimo órgano constituyente.

Se inicia así, en palabras del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, «un trascendental ejercicio político y democrático cuyo éxito dependerá, en primer lugar, de la participación activa y comprometida de los cubanos».

Preside la consulta popular el ideal democrático y de participación política defendido por la Revolución Cubana y por su Líder Histórico, Fidel: «…nosotros hablamos de otra democracia: la democracia del pueblo(...)  Y esta es la democracia verdadera, la democracia revolucionaria del pueblo, la democracia de los humildes, por los humildes y para los humildes».

Los principios humanistas y de justicia social que configuran nuestro sistema político; la irrevocabilidad del sistema socialista que soberanamente adoptó nuestro pueblo; la unidad nacional y el papel del Partido Comunista de Cuba, como vanguardia organizada y fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado, son esencias del proyecto que ha destacado el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Con más de 1 millón de ejemplares del Proyecto de Constitución vendidos, la posibilidad de descargar su versión digital de forma gratuita mediante la cuenta de Nauta y desde las páginas de los medios de prensa y otros sitios oficiales del país, el acceso al texto es una de las claves para el éxito de este proceso.

En centros de trabajo, comunidades e instituciones estudiantiles se realizarán en estos meses las reuniones, para cuya conducción se han preparado 7 600 dúos.
Todas las propuestas que la población haga se tendrán en cuenta. Este será un proceso democrático y de participación real.

En los municipios, provincias y a nivel de nación funcionan grupos que procesarán las propuestas hechas en los encuentros, donde cada ciudadano tendrá el derecho de hacer todas las intervenciones que desee.

Una propuesta es aquella que apunta a transformar el contenido del documento y puede formularse como modificación, adición, eliminación o duda.

En el momento de la reunión nada será sometido a votación. Todos los planteamientos irán al acta. Dentro de las 48 horas siguientes, quienes la elaboraron la entregarán al equipo municipal, encargado de extraer la información en forma de propuestas. De ahí pasará a la provincia que la reunirá y enviará al equipo nacional.

El procesamiento se hará de forma diaria mediante un sistema digitalizado, con las correspondientes medidas de seguridad informática. Tendrá lugar de forma paralela a la consulta popular en los tres meses previstos.

Con las propuestas de los integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior, así como de los ciudadanos cubanos residentes en el extranjero, se seguirá –no obstante las peculiaridades de la consulta en esos casos– el mismo principio: todo se incluye.

Con ese material, al final, se elaborará el Informe de propuestas de la población, que le será entregado a la Comisión encargada de la Reforma Constitucional, para la reelaboración del  documento y su posterior presentación a la Asamblea Nacional.

El pueblo, haciendo uso de su poder soberano, acudirá luego a las urnas para respaldar con su voto la nueva Constitución; paso al que le seguirá su proclamación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS