cuba reublica sarhaugui

La solidaridad cubana en materia educativa llega hasta la República Árabe Saharaui, donde en la actualidad laboran 8 docentes en preuniversitario, una vez que transitaron allí también por el nivel de  secundaria básica.

Según Cira Piñeiro Alonso, viceministra Primera de Educación, estos profesores trabajan en la preparación metodológica de los educadores saharauis, quienes han ido asumiendo las nuevas matrículas en el bachillerato.

En un encuentro con los periodistas que atienden el sector, a pocos días del inicio del curso escolar 2018-2019, la vice titular explicó que ello forma parte de un proyecto tripartita, entre esta nación del continente africano, Venezuela y Cuba.

Comentó, además, que allí se llevó a cabo la construcción de una escuela para ambas educaciones: Cuba apoyó en relación con el asesoramiento y Venezuela con financiamiento.

Incluso —dijo— que hoy el plan de estudio que se aplica en la República Árabe Saharaui es el nuestro. Desde aquí se garantiza la base material de estudio y ya se han realizado dos graduaciones, en las cuales han participado directivos del Ministerio de Educación (MINED).

De la misma manera, en esta República ya está en proceso una estrategia de formación de maestros, con vistas a la consolidación de esos niveles educativos sin la presencia permanente de docentes de la Mayor de las Antillas.

En el continente africano Cuba tiene hoy la mayor presencia. La brigada más numerosa se encuentra en Guinea Ecuatorial, con más de 200 profesores. En el caso específico de Angola —precisó— los maestros cubanos apoyan tanto el programa de alfabetización, como los politécnicos agrarios y la formación pedagógica.
 
En Sudáfrica laboran, fundamentalmente, en la formación curricular y en el asesoramiento al ministerio de educación de ese país, sobre todo en las asignaturas de Ciencias, Matemáticas, Física y existe la posibilidad de participar en oros programas. 

La Educación Técnica y Profesional (ETP) tiene una demanda significativa, sobre la base de las experiencias en la formación de educandos a partir de la demanda que exige el propio desarrollo económico y social.

Etiopia y Mozambique son otros países que reciben la colaboración cubana en el sector de educación. 

En el área de Latinoamérica y Centroamérica,  se encuentran brigadas en Panamá, México, Ecuador, Colombia, y se han estado haciendo acciones (no a tiempo completo) en Bolivia y Honduras. En tanto, en el Caribe hay presencia en Bahamas, Jamaica y Haití.  

En el caso específico de la República Bolivariana de Venezuela se aprecia una disminución de los colaboradores; de una cifra inicial de 385 hoy solo hay 58 personas; pues en la actualidad se trabaja más bien en los estados en asesorías. 

La directiva agregó que en estos instantes Cuba cuenta con casi mil colaboradores en las diferentes posiciones; más representada en la docencia directa y en el mejoramiento de los sistemas educativos, y no así en el programa de alfabetización como resultó en años anteriores.

En aquellos lugares donde tenemos presencia la idea es lograr la sostenibilidad de los cursos. Nuestros profesores no solo imparten las asignaturas por las cuales fueron contratados, sino se insertan en la labor metodológica y en la formación integral de los estudiantes. Es una realidad el hecho de que se convierten en pilares fundamentales para los directivos de las instituciones en las cuales laboran,  enfatizó la viceministra Primera del MINED.

Fuente: Cubasí

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS