ramiro valdes ciego avila Saber escuchar y sugerir soluciones, una de las características del general de cuerpo de Ejército Joaquín Quintas Solá, quien se ha hecho familiar entre los pobladores de las zonas afectadas por Irma. Foto: Ortelio González Martínez

El trabajo ininterrumpido en el norte y el sur de Ciego de Ávila, la lucha contra las adversidades climatológicas y la llegada tardía de algunos recursos, no impidieron a los avileños recuperar más de 20 000 viviendas de las 31 540 afectadas por el huracán Irma, triste recuerdo a un año de su azote a la provincia.

«La realidad de que esta cifra de casas dañadas hayan sido recuperadas es el resultado de un avance sostenido y gran esfuerzo, digno de admirar si se tiene en cuenta que el fondo habitacional de Ciego de Ávila fue el segundo más dañado, después del de Villa Clara», dijo el general de cuerpo de Ejército Joaquín Quintas Solá, al evaluar las acciones adoptadas en los últimos 12 meses para resarcir los daños.

El viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) conoció en el análisis que el avance no ha sido fácil ante el asedio de las lluvias que impidieron la producción de áridos, la no entrada de vigas y tornillerías para la colocación de techos y de manta para la impermeabilización y, en el caso de la agricultura, las dificultades para el techado de los centros de beneficios del plátano en la Empresa Agropecuaria La Cuba, y la madera para la recuperación de los aposentos de tabaco.

Como parte del conocimiento de las interioridades de la marcha de la recuperación, recorrió uno de los edificios de 20 apartamentos que deben entregar antes de finalizar el año en la comunidad Ramón Domínguez de la Peña (conocida como el macizo cañero), del Consejo Popular Simón Reyes, en el municipio de Venezuela, hacia donde serán trasladadas igual cantidad de familias del barrio Palmarito, en Júcaro, casi arrasado por la fuerza del mar.

En cuanto a la entrega de viviendas, Félix Duarte Ortega, miembro del Comité Central del Partido y su primer secretario en el territorio, precisó que serán entregadas cuando estén totalmente terminadas y sin fisuras en la calidad. «Ello forma parte de la filosofía de trabajo, pues todavía 723 familias de las que perdieron su vivienda conviven con familiares y amigos», comentó.

En ese sentido, Aramís Hernández Rodríguez, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial al frente de la esfera constructiva, vaticinó que si este año la provincia soluciona las afectaciones parciales, en el 2019 se concentrarán en levantar más viviendas, realidad ante la cual el viceministro de las FAR insistió en acelerar la producción local de materiales de la construcción.

Quintas Solá y su comitiva también recorrieron áreas del Consejo Popular Máximo Gómez (poblados de Punta Alegre y Máximo Gómez), al norte de la provincia, por donde pasó Irma, donde autoridades del municipio de Chambas explicaron que hasta la fecha fueron recuperadas 996 viviendas de las 1 855 afectadas, sin descuidar el resarcimiento de los daños en instituciones estatales de la salud, educación, comercio, cultura y servicios a la población, entre otras.

Fuente: Periódico Granma

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS