Imprimir

boda 02 foto abel rojas barallobre¿Por qué son tan inestables las relaciones? ¿Cuál es el motivo de tanta infidelidad y cambios de pareja? ¿Será que se acabaron las relaciones para toda la vida?.

Disímiles son los estudios que han tratado de encontrar la respuesta a tanto desamor en los tiempos que corren, algunos lo achacan a la economía, otros a la modernidad y hay hasta quien piensa que es consecuencia del cambio climático.

Lo cierto es que cada día se hace más complejo encontrar a “la media naranja” o simplemente a esa persona con quien sentir la seguridad de formar una familia funcional, en todas sus acepciones.

Sin embargo, resulta frecuente, principalmente en las redes sociales, encontrarnos la buena nueva de la unión oficial de alguna joven pareja. Entonces, ¿por qué casarse en tiempos de desamor?

 

Lo que me resulta curioso es cómo ha cambiado el concepto de esta unión ante la ley y/o los ojos de Dios. Si bien debería representar un “hasta que la muerte los separe”, hoy se hace más común: “no importa si nos divorciamos mañana, pero yo quiero vivir el sueño de vestirme de blanco”.

Las razones que conduzcan ante el notario pueden ser miles y no podemos cerrar los ojos a una sociedad donde cada vez es más importante enfocarse en propósitos individuales que en pareja, por una cuestión de seguridad, para no correr el riesgo del “por si acaso”.

Es triste, peor es real. Hasta ahí hemos llegado como seres sociales y en lo personal, no sé si está bien o está mal, solo defiendo la idea de que tomar la decisión de unirse en matrimonio debe implicar amor, certezas, compromiso con la sociedad, pero también con uno mismo, para que después, dure lo que dure la relación, puedan mirar atrás y sentir que esa fue la decisión correcta. Yo apuesto por el amor sin fecha de caducidad.

(Tomado de TelePinar)