taller ciberseguridadFoto: Abel Ernesto/AIN

Convertir las tecnologías de la información y comunicación (TICs) en un sector de desarrollo estratégico para el país constituye uno de los principales retos en que se hallan enfrascados especialistas de esa y otras áreas del conocimiento, junto a la máxima dirección del Gobierno.

En ese contexto, el I Taller de Informa­tización y Ciberseguridad —inaugurado ayer— resulta un paso de avance para transitar, en el marco de las tecnologías, hacia una mayor eficiencia en la gestión de organizaciones políticas, gubernamentales, estatales y de masas, así como para el alcance de una mejor calidad de vida.

La jornada inaugural contó con la presencia de los miembros del Buró Político Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente de los Con­­se­jos de Estado y de Ministros; el general de cuerpo de ejército Álvaro López Miera, viceministro primero de las FAR y jefe del Estado Mayor General; Mercedes López Acea, vicepresidenta del Consejo de Estado y primera secretaria del Partido en La Haba­na; y Adel Yzquierdo, viceministro primero de Econo­mía y Planificación.

Aunque las acciones a realizar para ese propósito son numerosas, los especialistas destacaron que Cuba suma aproximadamente tres millones de usuarios con acceso a las redes —incluyendo plataformas institucionales, correos  electrónicos e Internet—, y significaron la ampliación de los servicios de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, que reúne dos millones y medio de clientes con telefonía celular, 154 salas de navegación de Internet, y más de medio millón de usuarios con opción de correo electrónico para móviles.

Sobre la televisión digital —extendida a La Habana, las cabeceras provinciales y algunos municipios— trascendió que alrededor de 250 000 personas figuran como receptores de ese servicio, cuyo reto principal estriba en la instalación de más transmisores.

En la sesión inaugural del Taller, realizada en La Habana y transmitida de forma conjunta a 20 sedes en toda la Isla, se presentaron además las bases de la política para el perfeccionamiento de la informatización segura del país, sus prioridades nacionales, y se informó sobre la creación de una organización que agrupará a todos los profesionales del ramo: la Unión de Informáticos de Cuba.

SEGURIDAD Y PERFECCIONAMIENTO, UN RETO

“En la actualidad la situación de la actividad informática no permite dar respuesta a muchas de las necesidades que demanda la población y es posible constatar escasos avan­ces en el uso de las TICs, sobre todo de manera uniforme y coherente”, expresó el viceministro de Comunicaciones Wilfredo González Vidal.

Es por eso que, las bases de la política para el perfeccionamiento de la informatización segura del país y sus prioridades nacionales permitirán que esas herramientas se conviertan en un “sector de desarrollo estratégico pa­ra la nación, fortaleciendo la economía, y facilitando el amplio acceso a los contenidos de los servicios digitales”,  acotó.

Según explicó, la política está integrada por nueve ejes que incluyen la formación de capital humano, el gobierno y comercio electrónicos; los modelos de negocios y la sostenibilidad económica; el marco legal; la cooperación internacional; contenido, aplicaciones y servicios; la infraestructura y el equipamiento tecnológico, entre otros.

Sobre las acciones que promueve el último de ellos señaló la integración del servicio de te­lefonía, televisión y datos, utilizando las redes fijas y móviles; la creación de una red de centros de datos en el país; lograr una cober­tura que permita la expansión constante de la infraestructura de la comunicaciones; e im­plementar un programa de renovación que disminuya la obsolescencia tecnológica en el país que incluye el 70 % del equipamiento informático, dijo.

En cuanto al gobierno y el comercio electrónico enfatizó en la necesidad de impulsar soluciones que simplifiquen procesos y trámites administrativos y propicien un mayor acercamiento con el ciudadano, así como potenciar el uso de plataformas de cobros y pagos.

En relación con la aplicación de los servicios expresó que entre los pasos a seguir se halla la ampliación de las capacidades y uso de Internet por parte de la población, con precios cada vez más accesibles y competitivos en relación con los países del área.

Además, fomentar el desarrollo de soluciones informáticas propias y seguras y fortalecer la industria del software, argumentó.

Otras cuestiones contempladas, dijo Gon­zález Vidal, son el desarrollo de la empresa estatal informática en armonía con las formas de gestión no estatal, y la definición de un sistema de indicadores que permita conducir la informatización de la sociedad y evaluar el impacto de la adopción de estas tecnologías en la economía del país.

A ello se une el hecho de potenciar la protección de los sistemas  tecnológicos, desarrollar soluciones informáticas propias que garan­ticen una gestión de la seguridad, actualizar la legislación penal y administrativa que cubre el espectro de delitos en la información y las telecomunicaciones.

En su intervención, el viceministro de Co­municaciones comentó que las prioridades nacionales de informatización contemplan aspectos relacionados con los registros públicos, las plataformas de cobros y pagos para desarrollar el comercio electrónico y los servicios para el ciudadano.

Agregó que la labor en el último caso se di­rigirá a la actividad de trámites, al gobierno en línea, buscar mayor interacción con los Orga­nismos de la Administración Central del Es­­ta­do, generar aplicaciones para el entorno de In­ternet, las redes sociales y el entreteni­miento, y los servicios de información al ciudadano.

En los sectores productivos y sociales de alto interés, dijo, se trabajará en una mayor adopción de las tecnologías, lo cual requerirá también de políticas sectoriales.

“En el contexto actual —concluyó— es ne­cesario acelerar este diseño y es imprescindible unir esfuerzos de todos los especialistas del sector para lograr resultados que impacten decisivamente en el desarrollo del país y hacer de la informatización un baluarte más de la defensa de la Revolución”.

UNA ASOCIACIÓN PARA LOS INFORMÁTICOS

Otro de los temas tratados en el evento fue la constitución de la Unión de Informáticos de Cuba, asociación que reunirá a los profesionales que se desempeñan en las áreas de la tecnología de la información y las comunicaciones.

Los requisitos para incorporarse a la afiliación —que tendrá carácter voluntario— in­cluyen ser graduado en carreras afines a las materias mencionadas, o que avalen con su currículo la actividad en tales temas.

Según se informó, la Unión contará con estructuras tanto a nivel nacional como territorial, y pretende gestionar el conocimiento y favorecer el intercambio con especialistas de otras latitudes.

MARCANDO PAUTAS

Opiniones diversas marcaron también el ambiente de un debate que, de la mano de toda una serie de nuevas implementaciones, cambios y concepciones, abarcó no solo el territorio capitalino.

Este encuentro deviene primera fa­se pa­ra repensar lo que tenemos que hacer hoy como país para organizar todo el proceso de informatización, dijo el doctor Iván Barreto, especialista del Ministerio de Edu­cación respecto a los últimos acontecimientos. “Si bien habíamos dado algunos pasos, explicó, faltaba este documento en lo referente a la creación de las bases con las que íbamos a guiar el proceso”.

“Que el Ministerio de Comunicaciones hoy haya presentado esta política, en primer lugar nos hace reflexionar a cada uno de los organismos, y específicamente en el caso del Ministerio de Educación, a definir cómo reorientar su modo de informatización sobre la base de lo que está ocurriendo y concibiéndose en la isla”.

Barreto subrayó también cómo esta sesión demostró la necesidad de un reordenamiento sobre la base misma de la financiación y de la utilización de los recursos que tenemos como país, en aras de alcanzar un proceso sostenible y significativo para todos los organismos.

“Todos conocemos que Salud Pública, por ejemplo, se está informatizando, y el Mi­nis­terio de Educación cuenta también con computadoras en las escuelas. Se trata entonces de un proceso que nació al calor de una idea política y en busca de generar más conocimientos en los niños, pero que hoy se está reorganizando para ser mucho más palpable, seguro y sostenible en el tiempo”.

En otro sentido, Yoser Tápanes, jefe de grupo de desarrollo de los Joven Club de La Habana, se refirió a la importancia de que, de la mano del avance tecnológico, se conciban y patenticen los métodos y vías ne­cesarias para la conformación de una era in­formática más segura y coherente.

Tápanes abundó en que “se estén marcando pautas en cuanto a reglas y en torno a vías y métodos a asumir como parte de las aplicaciones de seguridad informática. Estamos, agregó, en medio de un proceso de informatización acelerada de nuestra sociedad, motivo por el cual se deben tener muy sólidas las bases que contribuyan a que ese desarrollo sea lo más seguro posible”.

“Debemos acometer sin demoras la informatización de nuestra sociedad, un paso esen­cial para el desarrollo integral del país”, aseguró por su parte, desde Santa Clara, el doctor Rafael Bello Pérez, director del Centro de Estudios Informáticos, perteneciente a la Universidad Central Marta Abreu de esta provincia.

Bello, quien participó desde este territorio en el Taller, declaró a Granma que en el mundo actual no es posible avanzar, obviando las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, las cuales tienen que ver con todos los procesos económicos, políticos y sociales de una nación.

“Para lograr ese objetivo, Cuba cuenta con lo fundamental, que es el potencial humano creado por la Revolución en más de  50 años, lo cual permite afrontar cualquier reto en ese campo”, aseguró el avezado especialista, quien añadió, que tampoco debemos ser ingenuos, y junto al desarrollo, también hay que preocuparse por la seguridad informática.

Internet es hoy algo así como un campo de batalla, donde quien con mayor inteligencia, sabiduría y responsabilidad se posesione, logrará sacar los mejores dividendos, dijo Rafael, quien evaluó de manera positiva el taller desarrollado, al cual debe dársele seguimiento y escuchar la mayor cantidad de criterios posibles.

Por su parte, Ricardo Jiménez López, profesor de computación de la Escuela Especial Ro­lando Pérez Quintosa, de Santa Clara, también presente en la cita, reconoció que uno de los que más se pudiera beneficiar con la informatización es el ciudadano común, a partir de la cantidad de trámites burocráticos que pudieran eliminarse y la mejoría que pudieran experimentar determinados servicios.

Como maestro, reflexionó asimismo, en la manera en que la educación pudiera favorecerse con los cambios, los cuales siempre serán para bien, porque no se puede vivir de espaldas al desarrollo, sentenció.

Y es que paralelo a la sesión plenaria del Taller, se realizó un foro debate online donde los profesionales asociados a esta actividad examinaron las cuestiones discutidas.

taller ciberseguridad2Más del 30 % de los profesionales de la informática y las comunicaciones se reunieron a lo largo de todo el país. Foto: Jose M. Correa

 

Fuente: Periódico Venceremos

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS