guantanamo canciller liberia medicoscubanos EbolaSr. Augustine Kpehe Ngafuan, Canciller de Liberia

Liberia.— “Cuando se cuente la historia de cómo logramos vencer esta enfermedad, un capítulo importante estará dedicado a Cuba y al papel de los médicos cubanos”, dijo el canciller de Liberia Sr. Augustine Kpehe Ngafuan, en entrevista exclusiva al equipo de prensa que cubrió por tres semanas la labor de nuestros compatriotas por tierras africanas. El diplomático, que ofreció sus declaraciones el pasado 20 de marzo del 2015, dos días antes de la partida de la Brigada cubana que contribuyó a la detención y eventual control de la epidemia de ébola, transmitió su esperanza de que en una cercana etapa de recuperación postébola, Cuba también esté presente, porque la competencia de la isla en la esfera de la salud, a su juicio, “es fenomenal, es realmente asombrosa”.

—¿Qué valoración tiene de la respuesta de Cuba ante el llamado del Secretario General de la ONU y de la Directora Ejecutiva de la Organización Mundial de la Salud para el enfrentamiento al virus del ébola y de la labor desarrollada por los médicos cubanos en Liberia?

—Yo estaba en Nueva York cuando se realizó la reunión de alto nivel de líderes mundiales convocados por la ONU sobre el ébola, entre los que estaba el ministro cubano de Relaciones Exteriores. El secretario general, Ban Ki moon, llamó a salvar a la humanidad de esta terrible enfermedad, y Cuba estuvo entre los primeros en acudir al llamado, porque es un amigo de Liberia y de África.

“La presidenta de Liberia, Ellen Johnson Silreaf y el pueblo de Liberia estuvieron muy contentos con el arribo de los médicos cubanos. Cuando llegaron, nos trajeron esperanza. La motivación que nuestra gente obtuvo producto de la presencia de los médicos cubanos fue enorme. En los meses de septiembre y octubre Liberia parecía un infierno, era como si el cielo hubiera caído sobre nuestras cabezas, porque nuestra gente moría de forma masiva y ninguno de nosotros sabía qué hacer para sobrevivir. Cuba no podía enviarnos dinero como hicieron otros, pero nos envió a su personal médico y ellos compartieron ese riesgo con nosotros, sus vidas estuvieron potencialmente en peligro, pero a los médicos cubanos no les importó el riesgo, decían que eran hermanos que venían desde el otro lado del océano a ayudarnos.

“Ahora están regresando a Cuba en momentos en que por más de 22 días no hemos registrado ningún nuevo caso(1). Si continuamos así, Liberia sería el primero de los tres países más afectados en ser declarado libre de ébola. Pero cuando se cuente la historia de cómo logramos vencer esta enfermedad, un capítulo importante estará dedicado a Cuba y al papel de los médicos cubanos. Esto es lo que quedará en la historia, esas acciones por parte de Cuba son las que nos hacen sentirnos más cercanos entre los dos países, y es lo que nos hace sentir ese amor por la isla. Siempre recordamos que no hay amor más grande que cuando un ser humano está dispuesto a dar su vida por otro ser humano, y eso es lo que hemos visto en los médicos cubanos”.

—¿Qué opinión tiene sobre el estado de las relaciones bilaterales entre Liberia y Cuba? ¿Qué acciones se pudieran emprender para fortalecerlas?

—Cada día son más fuertes. Hay muestras de desarrollo. Estamos trabajando con el Embajador y con el Encargado de Negocios. La epidemia de ébola nos permitió trabajar de for­ma bilateral y propiciar que un Encargado de Negocios fuera establecido de forma permanente en Liberia. Hemos conversado sobre nuevas formas de cooperación. Tenemos un Embajador muy valioso. Las relaciones bilaterales son buenas y estamos trabajando para hacerlas más sólidas, con el tiempo vamos a definir nuevas áreas de cooperación. Somos conscientes de que en la “diplomacia médica” Cuba ocupa un lugar cimero.

“Liberia está hoy elaborando un plan de recuperación para la etapa post ébola. ¿Cómo podríamos enfrentar los retos del desarrollo después del ébola? Teníamos problemas antes de la aparición del ébola, pero tras su irrupción han aparecido más problemas, por lo tanto, estamos prestos a recibir el apoyo de nuestros socios en una nueva fase de cooperación normal, incluyendo a Cuba y vemos en Cuba de forma especial la cooperación en el área de salud, porque su competencia en esta esfera es fenomenal, es realmente asombrosa.

“Los liberianos vieron la pericia, el profesionalismo, el amor desplegado por los médicos cubanos, lo sienten como algo bueno, pero a su vez con tristeza porque estos ya se retiran.

“La pregunta que nos hacemos es ¿cómo llenar este espacio? Sabemos que esta presencia es por el ébola, que se está eliminando, pero tenemos otros problemas, otros retos desde el punto de vista de salud, como la malaria, el tifus y otras enfermedades típicas de un clima tropical. Ustedes tienen la experiencia en enfermedades tropicales. Tenemos escuelas de medicina que necesitan recursos humanos, necesitan profesores. Uno de los efectos del ébola fue que casi 200 de nuestros médicos y trabajadores de la salud fallecieron, nuestros mejores médicos se han ido y nunca los tendremos de vuelta, tenemos esa carencia.

“Cuba ha cooperado con el sistema de salud de Sierra Leona y otros países, a través de acuerdos triangulares financiados por una de las partes. Nosotros continuamos esas discusiones, porque el pueblo liberiano será más feliz si tiene la noticia de que los médicos cubanos pudieran venir a ayudarnos en nuestro sistema general de salud y que también podamos acordar que médicos liberianos puedan recibir preparación tanto en Liberia, como en Cuba. Este es un acuerdo al cual podemos llegar.

“Pero además del sistema de salud, tenemos buenas relaciones políticas en las Naciones Unidas y otros foros internacionales, como el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL). Li­beria y Cuba establecieron relaciones diplomáticas en los años ´70. Las relaciones pueden ser más fuertes en lo político, lo económico, lo comercial y en otras esferas de acción”.

—¿Cómo percibe el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos de América? ¿Considera usted que esta es una oportunidad para eliminar el bloqueo de forma definitiva?

—Cuando vemos cooperación en cualquier parte del mun­do, cuando vemos acercamiento en alguna parte del mundo, cuando vemos a los países acercándose en vez de separarse, nos alegramos, porque esto tiene un efecto positivo en todo el mundo, incluyendo en nuestra región.

“En Liberia hemos tenido médicos cubanos, ayudándonos en la Unidad de Tratamiento al Ébola ubicada en las instalaciones que pertenecieron al Ministerio de Defensa; en Liberia tenemos mé­dicos estadounidenses, ayudándonos; en Liberia ustedes coincidieron, y no tomó mucho tiempo en conocer la gran noticia; por lo tanto, podemos decir que el suelo de Liberia ha brindado las bases para una cooperación a un nivel superior.

“Considero que el presidente Obama puede tener como referencia que lo visto aquí es una cooperación en el campo de la salud que está floreciendo. Apoyamos firmemente los nuevos acontecimientos en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos de América, les deseamos lo mejor.

“Tenemos estrechas relaciones bilaterales con los Estados Unidos y tenemos estrechas relaciones bilaterales con Cuba. Ustedes dos son grandes amigos nuestros y esperamos que nuestros grandes amigos sean también amigos.

“Liberia es miembro de varias organizaciones políticas y económicas continentales. Somos parte de la Comunidad Eco­nómica de los Estados de África Occidental (ECOWAS) y pertenecemos a la Unión Africana, donde existe una posición sólida respecto al “bloqueo”. Nosotros también de forma bilateral apoyamos esa posición y votamos de forma consistente. Esperamos que esto no tenga que ser votado nuevamente.

“En el contexto actual de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos esto no debe convertirse en un tema. Por eso es que nosotros estamos esperanzados y por eso trabajamos. Nosotros seremos coherentes en asegurar que nuestras relaciones con Cuba permanezcan sólidas y cualquier cosa que podamos hacer para expresarlo, lo haremos, tanto en la ONU como en cualquier otra organización, como los No Alineados, a don­de ambos países pertenecemos, organización que ha sido muy fuerte en el pasado y se mantiene fuerte hoy en día. Por eso cualquier iniciativa que acordemos en el MNOAL o hacia lo interno en nuestro continente, en la Unión Africana, nosotros en el nivel de la ONU realizaremos nuestra parte. Pero todos nosotros estamos esperanzados que esto se mueva hacia la dirección del acercamiento que se aprecia en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos y que no sea un tema de discusión, porque será resuelto a través de un compromiso bilateral”.

—Esperemos que así sea. Muchas gracias.

Nota

1. El mismo día de la entrevista fue confirmado un nuevo caso de ébola en Monrovia, capital de Liberia.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS