primero mayo

La semana transcurre en medio de múltiples tareas: las autoridades electorales y todas sus estructuras examinan los resultados de la prueba dinámica del domingo y hacen los ajustes necesarios para el próximo, el del llamado a votar masivamente; todavía repercuten trascendentes acontecimientos relacionados con la VII Cumbre de las Américas; en decenas de sitios históricos y centros de trabajo se recuerdan las páginas de gloria de 1961 asociadas a la invasión y la victoria de Playa Girón, y a los heroicos caídos en aquella gesta; está latente, como nunca y como siempre, la declaración del carácter socialista de la Re­volución…

Pero, en los colectivos laborales estatales y vinculados a otras formas de gestión, mientras no cesan en las faenas productivas y de servicios, están muy presentes los días que restan para el 1ro. de Mayo, y sus organizaciones sindicales de base se alistan para la gran movilización por el Día Internacional de los Tra­bajadores.

De un punto a otro del país se reciben noticias de los preparativos que no cesan en esta comunidad, en aquel batey, en las cabeceras de municipios y provincias don­de se promueven las ideas para engalanar las plazas, parques y avenidas, por donde desfilarán millones de compatriotas, y un sinfín de iniciativas que aporten colorido a los festejos.

Los comicios del domingo son una prioridad; no pocos centros en la jornada electoral serán colegios y todos los trabajadores, por su edad y capacidad para sufragar, ya tienen en sus manos el recordatorio que les indica dónde ejercerán su derecho y su número en la lista de electores. Y la asistencia, a no dudar, será masiva… a eso nos ha acostumbrado nuestro pueblo en sucesivos procesos desde 1976.

Pero con igual entusiasmo, ya en los centros comienzan a acopiarse banderas, telas, estandartes, a confeccionarse carteles con recursos y mucho ingenio propios, a pensar en gigantografías, en inventivas de los innovadores, en traer aquella pinturita de la casa para improvisar una consigna… en dejar expresos compromisos cumplidos y mensajes solidarios para que se vean en las Plazas del país.

“No faltará el respaldo a la Venezuela bolivariana y chavista de Maduro”, me de­cía el secretario de un buró sindical, “como tampoco cada una de las ideas del concepto Re­volución, que nos delineó Fidel, aquel 1ro. de Mayo del 2000. Cómo no acordarnos!”.

El capitalino municipio de Regla, como es tradicional, se prepara para dentro de una se­mana, el 22 de abril, ser digno anticipo del contundente desfile el 1ro. de Mayo en la Plaza de la Revolución José Martí. Ahí estarán los trabajadores de sus colectivos de producción y servicios para participar en el primer acto provincial en la emblemática Colina Lenin con el que se rendirá tributo a Vladimir I. Lenin, líder del proletariado mundial, al cumplirse el aniversario 145 de su natalicio.

Fuente: Periódico Granma

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS