congreso anap campesinosFoto: Jorge Luis González

Ya sesionan las cuatro comisiones de trabajo del XI Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), en el capitalino Palacio de Convenciones, para intercambiar reflexiones y experiencias sobre el contenido del Informe Central y los objetivos a los que está llamado a cumplir el campesinado cubano, durante el segundo día de la más importante cita de los hombres y mujeres del sector.

El Informe Central ­fue presentado la víspera por el miembro del Consejo de Estado y presidente de la organización campesina, Rafael Santiesteban Pozo, y contiene –además de logros, deficiencias y proyecciones– los ejes cardinales para la consecución del estadio superior que necesita alcanzar la Agricultura en el país.

Esos pilares coinciden, al decir del presidente de la ANAP en la jornada inaugural, con las misiones estratégicas de la organización. Ellas son: “la defensa de los principios de la Revolución por encima de cualquier interés de clase, colectivo e individual, situándose con justicia a favor de la razón; la preparación política e ideológica de los campesinos y sus familiares para continuar siendo aliados estratégicos de la clase obrera en el escenario actual y futuro; y trabajar (…) en función de la producción de alimentos hacia los destinos priorizados por la política de nuestro Estado Socialista”.

Por tanto, este documento programático es resultado de las preocupaciones y planteamientos fundamentales, desde que el Congreso inició en la base.

Minutos antes de entrar a las salas donde las cuatro comisiones de trabajo –constituidas ayer, en el primer día del cónclave– Granma quiso conocer las principales inquietudes y expectativas que, a la discusión del Informe en particular y a la cita campesina, en general, llevaban los protagonistas: los delegados.

Tres camagüeyanos resultaron los primeros en ofrecer su visión a nuestro diario: Norge Corrales, Ernaldo Rodríguez y Haydée Fuentes.

“Compromiso, eso es lo primero, pues hoy los campesinos estamos más comprometidos con la tarea número uno del sector: elevar la producción de alimentos. Y en ese sentido tenemos un grupo de insatisfacciones porque, en general, no hemos cumplido con los niveles necesarios que demanda ahora el país. Por ahí va nuestro reto”, manifestó Norge, quien es también el presidente de la ANAP en el municipio de Nuevitas.

“Un papel determinante hacia el logro de los compromisos productivos desde la cooperativa, le corresponde actualmente a la Junta Directiva. Necesitamos fortalecer su trabajo para que impacte positivamente en los resultados que se esperan. Al Congreso no venimos a pedir, sino a apoyar en esta tarea porque realmente estamos insatisfechos con los resultados”, interviene puntualmente Ernaldo, presidente de la cooperativa de crédito y servicios Antonio Maceo, del consejo popular Camalote, en ese mismo municipio.

En tanto, Haydée resalta cuán palpables son hoy las manos de mujer en las tareas agropecuarias. “Cada vez es más protagónico el rol de la mujer en la gestión de las formas productivas. En nuestro municipio son más de 200 las féminas vinculadas a la producción de alimentos y se han sumado también al Decreto-Ley 300, con la adquisición de tierras en usufructo”, señala.

El delegado villaclareño Ángel Chaviano ofrece también sus impresiones a Granma: “Tenemos muchas perspectivas en la producción de alimentos y en el camino de incrementarla y obtener mejores rendimientos agrícolas reconocemos las facilidades que ha ofrecido el país. ¿Qué necesita seguir trabajándose? Una correcta distribución de los recursos mínimos que requiere el productor y que lleguen en tiempo a sus manos. Eso daría la posibilidad de aumentar producciones y de bajar, por tanto, los precios”.

Un aspecto en el que coinciden los habaneros Luis Marino Lafargue –presidente de la ANAP en el municipio de Boyeros– y Gerónimo Gil –destacado productor de leche en Guanabacoa–, es en que el Congreso ofrece el espacio propicio para decidir juntos, productores y Estado, el presente y el futuro de una Agricultura convocada a crecer desde ya, y a marcar así el crecimiento necesario de la economía cubana.

Fuente: Periódico Granma

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS