medicos-internacionalistas-en-nepal-1

Justo a las 5:18 de la mañana de este domingo regresaron a casa los 48 integrantes de la brigada Henry Reeve que asistieron a los damnificados por el devastador terremoto que estremeció a Nepal el pasado 25 de abril.

No alcanzaron los abrazos y las felicitaciones ante la emoción de saberse nuevamente en Cuba tras cumplir con la honrosa tarea de llevar salud y vida en medio de las más terribles condiciones tras el sismo de 7,9 grados en la escala de Richter que ocasionó más de 8 mil 400 muertos y 17 mil 400 heridos.

Aun sobresaltada por el regreso, Marcia Rodríguez, integrante de la brigada médica desde su fundación en 2005 comentó a Cubadebate que lo más le impactó a ella fue el estado de devastación tras la tragedia.

"Uno no se acostumbra a pesar de haber realizado varias misiones, yo me sigo conmocionando mucho cada vez que veo estas cosas. Cuando llegamos allá todo estaba en el suelo. Era increíble ver edificios milenarios destruidos por el terremoto. Los rostros de la gente lo decían todo. Hubo días en que se hacían grandes colas en formas de círculo alrededor del centro médico de la cantidad de personas que necesitaban atención", agregó.

Según informó Néstor Marinan Torrres, director de relaciones internacionales del Ministerio de Salud Pública en sus palabras de bienvenida, en dos meses se atendieron 19936 pacientes, se realizaron 639 cirugías, 40908 procederes de enfermería y se rehabilitaron a 4250 pacientes.

Marina Torres agregó que desde las primeras brigadas médicas hasta las últimas que trabajaron en África combatiendo el ébola e incluyendo al equipo que prestó servicios en Nepal ya suman 41 las brigadas del Contingente Henry Reeve, que han llevado su trabajo abnegado y altruista a más de veinte países como verdaderos defensores de la salud y de la vida.

"Nuestro pueblo ha estado muy al tanto de la labor altruista de ustedes en ese hermano país, siempre preocupados pero a la vez admirándolos y reconociéndolos por su sacrificio y ejemplo", recalcó el funcionario.

En nombre de los colaboradores cubanos, habló el Dr. Luis Oliveros Serrano, jefe de la brigada médica quién destacó la labor realizada por sus compañeros y el reconocimiento internacional que tiene la medicina cubana.

"Han sido dos meses y una semana de mucho trabajo. Allá nos encontramos con un comité de solidaridad con Cuba que nos apoyó todo el tiempo. Como nos pasó en Pakistán mucha gente no sabía dónde estaba Cuba pero si sabían quién era Fidel, y eso nos hacía sentirnos más orgullosos de la labor que desempeñábamos. Lo importante y hay que decirlo es que en Nepal tembló la tierra, pero no temblamos nosotros".

Oliveros Serrano también relató el cariño mostrado por los nepalíes durante su estancia en el país.

"Recibimos muchas muestra de cariño y de humildad. Les cuento que el día antes de venir el jardinero del lugar donde estábamos fue y nos dio a cada uno dos caramelos, ese fue su testimonio de gratitud".

En el acto estuvieron presentes el Ministro de Salud Pública, Roberto Morales Ojeda; la Dra. Regla Angulo Pardo, directora de la unidad Central de Cooperación Médica y funcionarios del Ministerio de Salud Pública.

Con anterioridad en una actividad realizada antes de su regreso a la Patria, los colaboradores recibieron diplomas de reconocimiento por la labor desplegada en los más de dos meses que duró la misión.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS