conmemoracio invasio oriente occidente A 120 años de su inicio en Mangos de Baraguá fue evocada la trascendencia de la Invasión a Occidente. Foto: del autor

La trascendencia en nuestras luchas libertadoras, de la Invasión de Oriente a Occidente protagonizada por tropas del Ejército Libertador, fue resaltada en Mangos de Baraguá al cumplirse este 22 de octubre el aniversario 120 del inicio de la histórica marcha, em­­prendida desde ese sagrado sitio de la patria por el Mayor General An­to­nio Maceo.

 

Por ello a la salida de los rayos del sol, el primer homenaje estuvo dedicado a su memoria con la colocación, por una representación de es­tudiantes, trabajadores y combatientes de las FAR, de la ofrenda floral que le dedicara el pueblo de Cuba, al pie del obelisco que perpetua esa hazaña, y la gloriosa protesta escenificada igualmente aquí por el Titán de Bronce.

 

En nombre de la más joven generación, Beatriz Ramos Ramírez, es­tudiante de la escuela secundaria bá­sica Antonio Maceo, del Consejo Po­pular Mangosde Baraguá, afirmó que su valentía e intransigencia nos ha acompañado en la defensa de la Revolución, ante hechos tan repudiables como el cruel bloqueo im­puesto por Estados Unidos a lo largo de más de 50 años.

 

Al evocar la proeza, el doctor Rey­naldo Suárez Suárez, profesor de la Universidad de Oriente y miembro de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba, destacó en las palabras centrales la intensa campaña militar desplegada previamente por Maceo en Oriente, para articular un contingente invasor de algo más de mil fogueados mambises.

 

Más adelante, esbozó el victorioso avance hasta el centro del país, don­de ya en unión del Generalísimo Má­xi­mo Gómez y sus hombres, la empresa por extender la guerra por la independencia nacional a todos los confines de la Isla avanzaría impetuosamente hasta completar la llegada de Maceo a Mantua el 22 de enero de 1896.

 

Si bien, como es conocido, con la mayor proeza militar de la guerra de independencia no fue posible el triunfo, Suárez precisó que este se lograría cuando enarbolando el mismo espíritu rebelde de Baraguá, en el mediodía del siglo XX otras columnas invasoras (Camilo y Che) llevaran la guerra de guerrilla al centro de Cuba, para contribuir decisivamente al colapso de la tiranía de Batista.

 

El miembro del Buró Político del Partido y viceministro de las FAR, ge­­neral de cuerpo de ejército Ra­món Espinosa; el integrante del Se­cre­tariado del Comité Central, José Ra­món Balaguer; y el primer secretario en la provincia de Santiago de Cuba, Lázaro Expósito, pre­sidieron el acto junto al jefe del Ejér­cito Oriental, general de división Ra­fael Hernández, y el presidente del gobierno en la provincia, Rei­naldo García.

 

Fuente: Periódico Granma

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS