Cincuenta y cinco años han pasado desde el llamado de Fidel, el 2 de noviembre de 1960, para recibir cursos intensivos de preparación en las escuelas de artillería, al que respondieron masivamente miles de milicianos; cincuenta y cinco abriles durante los cuales esos hombres y mujeres estuvieron presentes en algunas de las batallas más gloriosas de Cuba —Girón, An­gola, Etiopía…— y en las cuales no faltó la preparación constante y la técnica certera, como satisfacción para los jóvenes de hoy...

 

Así lo confirmó el teniente Yasmani Es­pinosa Rivero, al hacer uso de la palabra en representación de las nuevas generaciones, en el acto político y ceremonia militar por los 55 años de la fundación de la Artillería Terrestre, celebrado este lunes en las instalaciones del Regimiento de Artillería de la Región Militar de La Habana. “Continuaremos asumiendo con responsabilidad las tareas y misiones que se nos asignen”, expresó.

 

El acto estuvo presidido por el miembro del Buró Político del Partido y Héroe de la Re­pú­blica de Cuba, general de cuerpo de ejército Ál­varo López Miera, viceministro primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), jefe del Estado Mayor General; el miembro del Comité Central del Partido, general de división Onelio Aguilera Bermúdez, jefe del Ejército Occidental; así como otros jefes de las FAR, fundadores y jubilados de la especialidad.

 

Un espacio de homenaje significó la entrega del diploma de reconocimiento en nombre del Ministerio de las FAR, que recibió el general de brigada Pedro Ondarse Díaz, jefe de la Dirección de Artillería, de manos del general de brigada Jorge L. Méndez de la Fe, segundo jefe de la Dirección Política.

 

“Recordamos la creación de las primeras unidades de artillería, la creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias, la preparación masiva del pueblo y con ello la preparación de los futuros artilleros cubanos, las orientaciones del Comandante en Jefe a finales de 1960 para preparar al país para una inminente agresión imperialista”, evocó el general de brigada de la reserva Miguel Zaballa Martínez, en representación de los fundadores.

 

Por su parte, el general de brigada Pedro Ondarse Díaz envió una felicitación a los artilleros, en especial a los jóvenes, y se refirió al perfeccionamiento de las concepciones de empleo de la técnica y las modernizaciones de sus piezas, gracias al empeño y creatividad de los ingenieros, técnicos y trabajadores de la industria.

 

Fuente: Periódico Granma

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS