Imprimir

asociacion amistad canada-cuba

La Revolución Cubana no es de un solo país, sino un proyecto revolucionario que se traslada a otros países del mundo, expresó este martes Nazir Rizvi, presidente de la Aso­cia­ción de Amistad Canadá-Cuba, al otorgarle la Me­dalla de la Amistad.

 

El Consejo de Estado de la República de Cu­ba concedió esta condecoración a Rizvi en re­conocimiento a su amistad inquebrantable y solidaridad con nuestro país durante más de cuatro décadas.

 

Al agradecer la distinción en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (Icap), el activista canadiense recordó la visita del líder Fidel Castro, durante una escala técnica en Vancouver en 1995, y consideró ese he­cho y una foto del encuentro como el primer gran premio otorgado por Cuba.

 

La condecoración entregada por la presidenta del Icap, Kenia Serrano, destaca el va­lio­so trabajo realizado por Rizvi como presidente de la Asociación de Amistad Canadá-Cu­ba, fundada en 1961 y la más antigua de su tipo en ese país.

 

Desde 1970, el también miembro del Co­mité Central del Partido Comunista de Cana­dá impulsa una activa labor de respaldo a nuestro país. Como parte de las actividades de solidaridad de la Asociación de Amistad Ca­nadá-Cu­­­ba, con sede en Vancouver, se rea­li­zaron do­­naciones de máquinas Braille y ma­teriales es­colares para niños ciegos. De igual ma­nera, se efectuaron acciones contra el bloqueo eco­nómico, comercial y financiero im­puesto por Estados Unidos y a favor de la liberación de los Cinco Héroes Cubanos.

 

Su primer viaje a la Isla en 1975 marcó de­finitivamente su compromiso político con Cu­­­ba y su Revolución.

En la actividad participaron, además, una delegación del grupo de solidaridad canadiense, representantes del Partido Comunista de Cu­ba y del Ministerio de Relaciones Ex­te­riores.

 

Fuente: Periódico Granma