sepelio medico villaclareñoEl pueblo santaclareño acompañó el cadáver de Erick Omar Pérez de Alejo Quesada hasta la necrópolis municipal. Foto: del autor

Una sentida manifestación de duelo popular, constituyó el sepelio de Erick Omar Pérez de Alejo Quesada, Doctor en Medicina General Integral que integraba la brigada médica cubana destacada en la zona donde tuvo lugar el devastador terremoto que asoló a Ecuador el pasado sábado.

 

Miles de santaclareños, encabezados por trabajadores del sector de la salud, estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas Doctor Serafín Ruiz de Zarate Ruiz y cientos de residentes en la capital de Villa Clara, acompañaron el cortejo fúnebre has­­­ta la necrópolis municipal donde se dio el último adiós a Erick.

 

Ante la presencia de Julio Lima Corzo, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido, y Jorgelina Pestana Mederos, presidenta del Gobierno en el territorio, además de su esposa, hijos, padres y de­más familiares, el doctor Juan Carlos Dupuy Núñez, fundador del Con­tingente Internacionalista Henry Ree­­­ve, destacó las cualidades excepcionales que distinguían a este infatigable trabajador de la salud.

 

Entre sus méritos, mencionó el he­cho de haber cumplido tres mi­sio­­nes in­ternacionalistas, primero en Ve­ne­zue­la, luego en Bolivia y la última en Ecua­dor, donde desarrollaba un loable trabajo calificado de excelente por las autoridades de aquel país, dijo el galeno al despedir el duelo.

 

Se refirió asimismo, al orgullo ma­nifestado por el doctor Pérez de Ale­jo cuando hablaba del honor que ha­bía significado para él trabajar en la posta médica de La Hi­guera, sitio recordado por ser el lugar donde asesinaron al Che Guevara.

 

Compañeros de trabajo de Erick en el policlínico XX Aniver­sa­rio de San­ta Clara, directivos de sa­lud en el municipio y personas muy cer­canas a él, también manifestaron su pesar por la muerte de quien era considerado como un ejemplo del al­truismo y la solidaridad que caracterizan a los trabajadores cubanos de la salud.

 

Justo Rodríguez López, director de salud en Santa Clara, dijo que la muerte de este profesional constituía una pér­dida irreparable para el sector, reconociendo la disposición manifestada por cientos de colegas para ocupar el sitio de­jado por el doctor Pérez de Alejo.

 

Asimismo, el doctor Frank Quin­ta­­na, rector de la Universidad Mé­di­ca de Villa Clara, expresó la consternación del claustro y los estudiantes del centro por tan lamentable deceso.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS