f0019772

La ANIR es del Sindicato y tiene el Sindicato que ocuparse de sus tareas y de sus asociados, desde la sección sindical, destacó Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político y vicepresidente del Consejo de Estado, durante la jornada inaugural de las sesiones finales de la Primera Conferencia Nacional de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores, efectuada ayer en el teatro Lázaro Peña.

El evento, al que asisten 300 delegados de todos los sectores y provincias, estuvo presidido también por Carmen Rosa López Rodríguez, segunda secretaria de la CTC; Alfredo Machado López, presidente de la ANIR, y otros integrantes del Secretariado Nacional de la CTC y el Buró de la Asociación.

En esta primera sesión fueron aprobados los documentos que regirán las labores de la Conferencia y el informe de la gestión económica y financiera de la organización desde el año 2008.

Asimismo, se sometió a debate el Reglamento de la ANIR que recibió aprobación unánime de los delegados, después de que casi una veintena de ellos interviniera sobre el funcionamiento de la organización, y se anticipara por algunos, varios de los temas cardinales que han estado en el centro de las deliberaciones de los aniristas durante el proceso previo a la Conferencia, y que serán hoy objeto de debate, como el insuficiente apoyo institucional, el cumplimiento de la Ley 38, de las innovaciones y racionalizaciones, la remuneración y estimulación a los miembros que más aporten.

El último punto del programa de este martes fue la votación para elegir a los 55 compañeros y compañeras que integrarán el Comité Nacional de la Asociación. Antes de la elección, Ermela García Santiago, del Secretariado Nacional de la CTC, presentó la candidatura, surgida de una cantera de más de 11 mil propuestos.

FRUCTÍFEROS ENCUENTROS
La jornada de ayer tuvo su colofón, en la tarde-noche de este martes, con los encuentros de los delegados e invitados a la Conferencia, divididos de acuerdo con los sectores donde laboran, con dirigentes de los 17 sindicatos nacionales y representantes de la dirección de los correspondientes ministerios, la mayoría encabezados por sus titulares, entidades nacionales, organizaciones superiores de dirección empresarial y grupos empresariales.

Estos intercambios propiciaron fructíferos diálogos en los que destacados innovadores transmitieron experiencias y resultados, hicieron señalamientos críticos a situaciones que aún limitan su actividad creadora y a restricciones presentes en su cotidiano quehacer, en ocasiones por desconocimiento de las direcciones administrativas, o como en el caso de la Ley 38, que sencillamente, pese a ser una legislación vigente, se incumple.

La reunión realizada en la sede del Ministerio de la Agricultura contó con la participación de Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Comité Central del Partido, del Consejo de Estado y secretario general de la CTC, quien aseveró que la ANIR es la organización que tiene la capacidad organizativa y movilizativa para encauzar la inteligencia colectiva de los trabajadores, en particular de los innovadores, y su potencial es infinito. La ANIR existe, dijo, para contribuir a lograr mayor eficiencia y racionalidad.

Delegados de importantes empresas agropecuarias y tabacaleras, de relevantes centros de investigación y unidades empresariales de base, expusieron de manera directa y transparente a Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agr­icul­tura y otros directivos del sector, sus experiencias, resultados y las dificultades que en no pocas ocasiones lastran mejores desempeños, o impiden la consecución de mayores aportes.

El titular del MINAG, sin rodeos y de manera concreta, comentó acerca de los planteamientos y señalamientos de los delegados, aseguró que se someterían a un análisis inmediato, y brindó información a los presentes sobre programas en marcha o en proyección para el desarrollo de tan determinante sector de la economía, en los que tendrán que asumir un relevante papel los innovadores.

Con igual transparencia fluyó el diálogo entre el Se­cretariado Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Construcción, miembros del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) y el Ministerio de la Construcción (MICONS), con delegados e invitados a la Conferencia de esos sectores.

En la sede del MICONS, los aniristas del ramo expusieron la importancia de fortalecer las áreas de innovación tecnológica en los colectivos de trabajo, además de incentivar la creación de proyectos de desarrollo tecnológicos a partir de los bancos de problemas existentes, y con los aniristas al frente de las tareas de mayor importancia para las empresas.

El cónclave sirvió también para reconocer el trabajo de hombres y mujeres que día a día, desde sus puestos laborales, mantienen en funcionamiento equipos y piezas con más de 30 años de explotación. "Si no es por los innovadores y racionalizadores muchas empresas, plantas y talleres estuvieran cerrados, pues no recibimos desde hace años piezas de repuesto", sentenció Rodolfo Díaz, de la Empresa de Mantenimiento de Viales de Pinar del Río, entidad que gracias al empeño y conocimiento de sus aniristas aún posee en explotación una planta de pavimentado del año 1948.

Un consenso generalizado por aquellos participantes que pidieron la palabra es que los aniristas hoy no cuentan con el reconocimiento necesario de las instituciones, y en muchos de los casos las propias administraciones se distancian de la importante labor que brinda un innovador o un racionalizador.

En diferentes ocasiones al dar respuesta a numerosos planteamientos, Carlos Antonio de Dios Oquendo, Secretario Ge­neral del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cons­trucción, enfatizó en que se tiene que dar seguimiento en los organismos de dirección, asambleas de afiliados y representantes a los problemas que afectan a los aniristas, pues en no pocas ocasiones las respuestas a sus problemas cuestan menos que la cantidad de recursos que le ahorran al país a través del trabajo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS