milicianosjpg Las Milicias Nacionales Revolucionarias se crearon el 30 de octubre de 1960, en respuesta al reclamo popular de prepararse militarmente para defender la Revolución Foto: Cubadebate

Los herederos de esa vocación libertaria no olvidaremos que esta fuerza tiene como antecedente a los Malagones, y su expresión en aquellos milicianos que dieron su vida combatiendo en Playa Girón, en la lucha contra bandidos y en otros campos donde la patria los ha necesitado.

Así se refirió el teniente Ernesto Mar­cos López, Jefe de pelotón del Ba­tallón 120 de las Milicias de Tropas Territoriales (MTT) del municipio de Ma­rianao, a la constitución de las Mi­licias Nacionales Revolucionarias, hecho del cual se cumplirán 55 años el venidero 26 de octubre, y que fue celebrado con un acto político cultural, este jueves, en el Instituto Técnico Militar José Martí, Orden An­tonio Maceo y Orden Carlos J. Finlay.

En nombre de las presentes y futuras generaciones, el joven miliciano se comprometió a volcar todas las energías en lograr que la guerra de todo el pueblo continúe siendo la ex­presión más acabada de la Doctrina Militar Cubana, como “certeza de la invulnerabilidad militar de la nación y garantía de la patria”.

Al pronunciar las palabras centrales del acto, el general de división Ro­berto Legrá Sotolongo, director de la Academia de las FAR General M­á­xi­mo Gómez, Orden Antonio Maceo, re­cordó cómo surgió el primer y emblemático pelotón de milicias campesinas Los Malagones, “a los que se les confió, después de un rápido entrenamiento militar, desarticular la ban­da del excabo Luis Lara Crespo”.

“Fidel les había dicho que si triunfaban, habría milicias en Cuba, y en una veintena de días, la banda de Lara era historia pasada”, sentenció Legrá Sotolongo.

Presidieron el acto los miembros del Buró Político del Comité Central del Partido, general de cuerpo de ejército Álvaro López Miera, viceministro primero de las FAR y Jefe del Estado Ma­yor General y Mercedes López Acea, vicepresidenta del Con­sejo de Es­­tado y Primera Secretaria del Co­mité Provincial del Partido en La Ha­ba­na.

Entre los invitados a la presidencia estuvo el Cuerpo Diplomático Militar acreditado en Cuba, mientras que par­ticiparon un grupo de milicianos, alumnos de las Escuelas Militares Ca­milo Cienfuegos, y una representación de las instituciones docentes del nivel superior de las FAR.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS