concierto otoño sala tusy

La temporada de Conciertos de Otoño, que convoca cada año la filial de música de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), desarrollada del 23 al 24 de noviembre, presentó una visión diferente de las perspectivas de la música de concierto a través del trabajo musical de los invitados y de los diferentes formatos sonoros que conjugaron sus presentaciones.

Como acostumbra la Uneac, una primera noche fue para artistas del patio, en los que sobresalió la Orquesta de Guitarras a través de un recorrido por compositores cubanos y obras como Bailando bajo la lluvia, de Guido López Gavilán, hasta asomar la visión de la música electrónica conjugada con instrumentos acústicos.

 

La presentación del proyecto Gliese, integrado por la pianista Teresa Manzanares y sus hijos, el bajista Pablo Díaz y el joven DJ Jeaffry Lewis, renovó el espacio sonoro de la Sala Tusy rompiendo los cánones del género electroacústico con la intención de ser escuchado, más allá de los recursos compositivos recreados en la puesta.

 

Una segunda noche fue reservada para el deleite del Quinteto Contemporáneo de viento de La Habana, integrado por jóvenes estudiantes de la Universidad de las Artes, que previo a su presentación intercambiaron con sus semejantes experiencias y conocimientos de la creación y la interpretación, también como uno de los propósitos de la cita.

 

Ernesto Herrera del Rio, director y corno; Claudia Veloso Álvarez, flauta; Jorge Daniel Ruíz Peña, oboe; Lázara Santana Álvarez, fagot y Claudia Revé Romero, en el clarinete, componen el Quinteto, ganador del Primer premio en la categoría de Viento en el Concurso Musicalia 2017. 

 

El concierto fue una muestra de la visión y los deseos de promover la música para este formato –poco usual en el país- que los llevó a combinar las sonoridades de sus instrumentos y lograr, bajo el estudio profundo de la música y su historia, un acople y empaste entre sus diferentes timbres, tras abarcar un repertorio que incluyó compositores universales de la talla de Maurice Ravel, (1875-1937) Jacques Ibert, (1890-1962), Darius Milhaud, (1892-1974) y el alemán Paul Hindemith (1895-1963).

 

Además de repasar obras de autores latinoamericanos como el cubano Paquito D' Rivera (1948) y el americano George Gershwin (1898-1937) con arreglo del santiaguero Ernesto Burgos.

 

En su ejecución, mostraron el dominio de los códigos de la música universal, elementos de la música popular y las estructuras de la llamada clásica.

 

Una temporada de Conciertos de Otoño que aunó juventud con experiencia, y sobre todo, y muy importante, preservó un ciclo más del quehacer en el arte musical y la cultura en Guantánamo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS