punto cero terminaLos participantes de Punto Cero se insertaron en las rutinas productivas de la radio para ver de cerca cómo acontece la magia de la realización.

La radio no está en crisis, los escenarios actuales demandan como nunca nuevas formas para comunicar a través de ese medio, más experimentales, dinámicas y atractivas a los públicos, así lo expresaron los participantes de Punto Cero, evento que aunó en Guantánamo a noveles y experimentados profesionales del gremio en Cuba, entre el 6 y 8 de septiembre.

Auspiciado por la sección de audiovisuales de la Asociación Hermanos Saíz y la Dirección provincial de Radio, esta primera edición, más que una competición en sí misma, resultó espacio para el diálogo y la retroalimentación a partir de la escucha de más de una treintena de programas provenientes de Santiago de Cuba, Ciego de Ávila, Matanzas, La Habana, Holguín y Sancti Spíritus.

 

La emisora CMKS Radio Trinchera Antiimperialista sirvió de escenario para los radialistas, quienes abrieron las sesiones con la presentación de la única Multimedia de Radio Joven existente en el país, a cargo del Dr.C Enrique Pérez Fumero, profesor de la Universidad de Oriente, que recoge 25 años de historia del Taller y Concurso Nacional Antonio Lloga in Memoriam, con entrevistas a fundadores; compilaciones de grandes premios y un archivo fotográfico del certamen.

 

Momento de clímax en el encuentro resultaron el taller de realización de sonido y el panel ¿Hacemos en Cuba radio experimental?, donde especialistas del medio como Antonio Caballero, Yuri Betancourt, Michel Pérez Abreu, Bruno Suárez y periodistas del territorio, reflexionaron sobre satisfacciones, deudas y disyuntivas cotidianas que condicionan la realización en transmisiones radiales.

 

El llamado fue a defender la estética y calidad técnica e intelectual de los proyectos radiofónicos, a partir del trabajo en equipo, el profesionalismo, la creatividad en la construcción del discurso y las historias, así como el uso inteligente de la música y efectos de manera que sus referentes semióticos (significado e interpretaciones), se correspondan con el mensaje a difundir.

punto cero termina2El teatro Lilí Martínez de la emisora CMKS Radio Trinchera Antiimperialista sirvió de escenario para el intercambio entre los radialistas.

Como es impensable el presente sin afianzar las raíces, devino de gran aceptación el panel de historia de la radio en Guantánamo a cargo de Elba Mestre, directora de programas; las periodistas Marta Reyes y Yisel Román, además de Marlene Salazar, Premio Nacional de Radio; allí entre anécdotas quijotescas de ayer y hoy emergió el árbol genealógico de CMKS que en 81 años al aire ha acogido a personalidades como Alden Knight y Lilí Martínez.

 

No quedó fuera del análisis la calidad de los programas de estudio en las universidades, la mirada integradora a las tendencias radiofónicas del quehacer regional, la digitalización, Internet, el diseño lógico y estructural de la radioemisora (programación, territorio geográfico y en el éter, slogan, rutinas, relaciones entre trabajadores) y el estudio de los públicos.

 

Así transcurrió el primer encuentro de la radio joven guantanamera entre recorridos por sitios de interés local y radioescuchas, principales espacios de diálogo y confrontación entre los participantes.

 

Punto Cero sirvió no solo para la socialización de cuanto hacen los jóvenes creadores del archipiélago, sino también como plataforma para abogar por una radio diferente, hecha desde la perspectiva de la diversidad sociocultural actual, y conocer experiencias que, de sistematizarse, podrán enriquecer el quehacer diario de las emisoras cubanas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS