grada del estadioLograr poblar las gradas del Van Troi debe ser una de las metas del equipo del Guaso y, para ello, el principal paso es mejorar los resultados.

Cuando el próximo domingo inicie la V Serie Nacional de Béisbol para menores de 23 años, reabrirá un torneo que, aparte de ser necesario para el desarrollo de los atletas que transitan de la categoría juvenil a la de adultos, también tiene grandes retos como espectáculo.

En otras ocasiones, en esta misma sección he señalado la importancia de la lid, por servir de fogueo a peloteros que por su edad ya no compiten en las ligas juveniles y por la propia falta de experiencia no encuentran espacio en los conjuntos de mayores. Inclusive, su valor se acrecienta si tenemos en cuenta que los torneos cubanos para edades tempranas, siguen teniendo deudas en cuanto a la organización, estructura y duración, y por tanto no aportan lo suficiente en materia de preparación competitiva.

 

Pero, por otro lado, es cierto que el campeonato sub-23 se realiza con gradas prácticamente despobladas. En ello influye la poca popularidad de muchos de sus participantes -casi desconocidos por su edad-, la cantidad de errores técnico-tácticos que se cometen en los partidos por la propia falta de experiencia de los peloteros, y que siempre se juega justo después del mediodía, cuando el sol más castiga y en pleno horario laboral los días de semana.

 

No obstante, existen otros resortes motivacionales que bien podrían aderezar el espectáculo y llamar la atención del público guantanamero, por lo general ávido de béisbol -como lo demostró con su buena concurrencia al Van Troi, en el choque del pasado viernes entre Centrales y Orientales en la Serie Especial.

 

El primero y más vital en ese camino es que el team guantanamero levante su desempeño. Un equipo ganador siempre despierta interés y, por ello, conquistar a los seguidores locales y llevarlos al estadio, debe ser una las metas del conjunto extremo oriental.  

 

También me refiero directamente al apoyo que los organizadores podrían buscar en organismos como Comercio y Cultura para que no falten, con mayor énfasis los fines de semana, las propuestas gastronómicas y artísticas, con Transporte para reforzar en esos horarios la rutas de ómnibus que conducen a la Ciudad Deportiva, y con Educación para vincular los partidos con clases de Educación Física o los horarios para actividades extras que se tienen en las escuelas, y en el que apreciar un juego de béisbol podría ser una buena opción -sin contar que los practicantes del deporte nacional, debían tener en su programa de entrenamientos asistir a este tipo de evento.

 

Además, a los medios nos toca nuestra parte en la ecuación para acercar la gente a la Serie. ¿Cómo? Con un mejor seguimiento al evento, señalando lo bueno y lo malo, resaltando a los de mejor desempeño e informando de forma sistemática los resultados.

 

Motivar siempre es un reto y las soluciones pueden ser muchas y con mayor o menor efectividad, pero lo que sí no debemos es renunciar a tratar de hacer un espectáculo de la mayor lid para peloteros menores de 23 años en Cuba, y de paso probar fórmulas para reactivar la justa de mayores, que en la actualidad carece y necesita brillo.

 

Guantánamo abre frente al monarca

 

El equipo de Guantánamo será uno de los protagonistas de la inauguración de la V Serie de Béisbol sub-23, al enfrentar como visitante el próximo domingo, en el estadio Guillermón Moncada, a su similar de Santiago de Cuba, campeón nacional desde hace dos años.

 

El conjunto del Alto Oriente lo integran 27 peloteros -solo repiten 13 de la versión anterior-, que cuentan con un cuerpo técnico de 10 especialistas, encabezados por Rolando Quebrún Pérez como nuevo director.

 

De los 40 partidos de los chicos del Guaso, la mitad serán como locales, y aparte del estadio Van Troi de la cabecera provincial, también habrá acción en terrenos de Imías, San Antonio del Sur, Yateras, Manuel Tames y El Salvador.

 

En la competición, que extiende su fase clasificatoria hasta el 26 de mayo para luego dar paso al play off de los cuatro mejores equipos, dos por región, los guantanameros se ubican en la zona oriental, integrada por los grupos C (Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey y Las Tunas) y D (Santiago de Cuba, Holguín, Granma y Guantánamo).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS