baloncesto pelota

El quinteto de los Guerreros del Guaso quedó cuarto en el recién concluido Campeonato Nacional Juvenil de Baloncesto Masculino, efectuado en la polivalente Rafael Castiello, de esta ciudad de Guantánamo, y con este puesto descendió del primer escaño logrado en 2016.

En la ronda final del evento, ganado por Santiago de Cuba, los del Alto Oriente cayeron frente a los Huracanes de Mayabeque, 46 cartones a 51.

Según Iraídes Sánchez Limonta, metodóloga provincial de este deporte, a pesar del buen desempeño y alto nivel de los atletas mostrado durante el campeonato provincial -el cual sirvió de preparatoria y donde se enfrentaron al equipo de primera categoría, llegando en cada choque a tiempos extras- el conjunto guantanamero mermó la calidad en los topes decisivos del Nacional.

“Los jugadores, aunque se encontraban en perfecto estado psicológico, mostraron poca combatividad en la cancha con escasos regresos a sus posiciones defensivas e inefectividad en los tiros bajo el aro, así como bajo rendimiento de acuerdo a lo esperado de los atletas más altos.

“Además, la dirección técnica del equipo demoró en varias ocasiones en realizar los cambios oportunos de los jugadores cuando estaban montados en faltas personales. Asimismo, se evidenciaron pocas solicitudes de tiempo por los entrenadores en situaciones de juego que lo ameritaban”, precisó Sánchez Limonta.

Por el conjunto guantanamero el mejor fue Lester Fuentes Fernández, quien anotó 88 puntos durante toda la justa, y tras concluir la misma se supo que este joven atleta será contratado para una liga en el extranjero, presumiblemente la liga argentina, donde ya han jugado varios baloncestistas criollos.

Durante el torneo, donde Guantánamo jugó seis partidos, con cuatro ganados y dos perdidos, también se destacaron Alejandro Matos, Ernesto Elías y Harold A. Denis.

El quinteto ideal de la competencia lo integraron: Luis Amauris Bueno (Santiago de Cuba), defensa organizador; Lester Fuentes Fernández (Guantánamo), escolta, Frank Rivero Rey (Artemisa), delantero; y los pívots Geury Cabrales García (Artemisa) y Pedro A. Bombino Parada (Ciego de Ávila). El jugador más valioso del torneo fue el santiaguero Luis Amauris Bueno, mientras su coterráneo Santiago Hung resultó el mejor árbitro.

Detrás de Santiago de Cuba se ubicaron, en ese orden: Ciego de Ávila, Mayabeque, Guantánamo, La Habana, Pinar del Río, Artemisa, Villa Clara, Camaguey, Sancti Spíritus, Matanzas y Las Tunas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS