donald trump1 580x330Anoche, el presidente de EE.UU. lanzó una nueva iniciativa para regular y controlar el ingreso de extranjeros al país. Foto: AP.

El presidente de Estados Unidos, Donal Trump, anunció el domingo un nuevo veto migratorio tras la expiración del primero este mismo día, pero esta vez incluyó a más países, como había prometido.

La nueva orden ejecutiva del mandatario republicano mantiene la restricción de viajes para provenientes de países de mayoría musulmana: Irán, Somalia, Libia, Yemen y Siria.

Sin embargo, esta vez ha incluido la prohibición a Corea del Norte, Venezuela y Chad. Sudán, que se encontraba en la primera versión del veto migratorio, ya no figura en el nuevo documento.

Washington impuso una prohibición total de viajes a los ciudadanos de Corea del Norte y Chad, mientras que las restricciones para Venezuela se limitan a los funcionarios de una larga lista de entidades del gobierno y a sus familiares.

En el caso específico de Venezuela, el extenso documento firmado por Trump señala que el país sudamericano ha adoptado los estándares impuestos por el Departamento de Seguridad Interna (DHS), pero sostiene que Caracas “no coopera en la verificación si sus ciudadanos representan una amenaza a la seguridad nacional o la seguridad pública”.

Por ello, la suspensión de autorización de viajes se extiende a funcionarios de los órganos responsables por esa verificación, como el ministerio del Interior, el servicio migratorio, el servicio de inteligencia y el ministerio de Relaciones Exteriores.

“Los ciudadanos venezolanos que posean una visa (para ingresar a Estados Unidos) serán sometidos a medidas extras apropiadas de verificación”, indica el decreto presidencial.

La Casa Blanca informó que la medida responde a la poca seguridad o falta de cooperación de estos países con las autoridades estadounidenses.

El gobierno de Trump busca “mejorar las capacidades y procesos de vigilancia para detectar el intento de entrada a Estados Unidos de terroristas u otras amenazas a la seguridad pública”.

“Proteger a los estadounidenses”

Hace pocos días, funcionarios del gobierno estadounidense habían anticipado que el presidente Donald Trump podría incluir a nuevos países en la lista de los que ya son afectados por la prohibición de ingreso a Estados Unidos, como parte de un controvertido decreto antiinmigración que expiraba este domingo.

Funcionarios de la Casa Blanca y del Departamento de Seguridad Interior habían señalado el viernes que tenían identificados a un número de países que no pueden o no quieren someterse a los controles de seguridad exigidos para ingresar a territorio estadounidense.

El mandatario republicano había señalado a comienzos de año que necesitaba un período de 90 días de prohibición de ingreso al país de personas provenientes de seis naciones de mayoría musulmana (Siria, Libia, Irán, Sudán, Somalia y Yemen), así como de 120 días de prohibición de ingreso de refugiados de cualquier origen con el fin de definir nuevos filtros de admisión.

El viernes los funcionarios indicaron que un nuevo decreto presidencial pondría en marcha una “gama” de medidas que van desde controles más estrictos -como pedir el acceso a teléfonos celulares o a cuentas en las redes sociales- hasta una prohibición pura y simple.

Sin embargo, los funcionarios no adelantaron cuáles serían los nuevos países incluidos en la orden ejecutiva.

“El objetivo no es impedir definitivamente que viajeros de ciertos países vengan a Estados Unidos. El objetivo es proteger a los estadounidenses hasta que los gobiernos extranjeros se plieguen a nuestras demandas y no planteen más riesgos para la seguridad de Estados Unidos”, explicó entonces Miles Taylor, asesora del Departamento de Seguridad Interior.

País por país, cómo afecta ese veto a los ciudadanos

  • Irán: Los ciudadanos que quieren estudiar podrán hacerlo pero deberán pasar controles arduos. Los demás forman parte de una amplia prohibición para viajar porque el gobierno de ese país es poco cooperativo, según oficiales de la Casa Blanca.
  • Venezuela: Determinados funcionarios gubernamentales y sus familias no podrán visitar el país. En el documento, el gobierno asegura que este grupo de personas en particular es “responsable de las insuficiencias identificadas” al compartir información sobre los viajeros.
  • Siria: Es uno de los países más afectados. Ningún sirio podrá solicitar la visa para ingresar al país.
  • Corea del Norte: Es una de las novedades y otro de los países más señalados por este veto, porque tal como ocurre con los sirios, los norcoreanos tampoco podrán solicitar permiso para pisar suelo estadounidense. La tensión creciente entre Washington y el régimen de Pyongyang por los ensayos nucleares fue sin dudas la razón de esta prohibición.

“El gobierno de Corea del Norte no coopera con el gobierno de Estados Unidos en ningún aspecto y no satisface los requerimientos de información compartida”, justifica el decreto.

  • Somalia: Ya no se les permitirá emigrar a Estados Unidos, pero sí podrán visitarlo, siempre y cuando cumplan con un examen extra, de acuerdo con lo publicado por el diario The New York Times.
  • Chad, Libia y Yemen: La mayoría de los ciudadanos serán impedidos de emigrar o visitar el país por no contar con la capacidad técnica para identificar y localizar a sus viajeros, que en varias oportunidades están vinculados a redes terroristas en sus países.

Mientras que el anterior veto, que afectaba a los ciudadanos de Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, tenía un límite, estas nuevas restricciones son de duración indefinida.

Venezuela califica de irracional nuevas sanciones de EEUU

Venezuela calificó hoy de irracional las recientes sanciones contra el país sudamericano por parte de Estados Unidos, cuyo presidente Donald Trump incluyó al pueblo venezolano en un nuevo veto migratorio.

En un comunicado, el gobierno bolivariano denunció que Trump tomó la medida coercitiva bajo el falso argumento de que los venezolanos representan una amenaza terrorista y al orden público estadounidense.

La cancillería también repudió que la nueva acción utiliza el terrorismo como un medio para alcanzar objetivos políticos, además de sembrar una opinión errada de Venezuela ante el mundo.

También reafirmó su enérgica condena a la implementación de medidas coercitivas unilaterales, en flagrante violación de los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, del derecho internacional, y de las normas que deben regir las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados.

Además reiteró su posición de principio respecto de la condena del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones y llamó la atención de las acciones inamistosas y hostiles de Estados Unidos, las cuales, precisó, buscan estigmatizar al país sudamericano.

El gobierno bolivariano lamentó además la inclusión de Venezuela en una lista elaborada unilateralmente sobre supuestas naciones promotoras del terrorismo.

Este tipo de listas, subrayó, son incompatibles con el derecho internacional y constituyen en sí mismas una forma de terrorismo psicológico y político.

Agregó que el pueblo venezolano es víctima de esas sanciones por su vocación pacifista, su tolerancia y respeto a las distintas religiones y creencias que son profesadas libre y armoniosamente en el país sudamericano.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS