asesinato eeuuEl investigador cubano Fabián Escalante aseguró que a pesar del tiempo transcurrido, las autoridades norteamericanas están lejos de esclarecer el asesinato del presidente John F. Kennedy tras 54 años diciendo que van a revelar los secretos.

Escalante se encuentra en Turquía para presentar su libro sobre el asesinato del presidente de Estados Unidos en 1963, traducido al turco, y por tal motivo conversó con Prensa Latina.

Según Escalante, 'antes acusaron a Cuba y a la Unión Soviética del crimen sin prueba alguna, simplemente por un motivo ideológico', sin embargo los documentos desclasificados, pertenecientes a tres comisiones institucionales, tampoco arrojaron ninguna luz sobre el magnicidio.

'Si en esos documentos existiera un ápice de verdad, ya hace rato que se hubiera conocido, pero se han desclasificado el 99 por ciento de los materiales y no aparece nada, lo que que aparece es la agresión contra Cuba, por eso han tratado de impedir o frustrar las desclasificaciones de documentos', afirmó.

Sobre el asesino de Kennedy el investigador cuestionó su pasado y consideró que fue utilizado por los servicios de inteligencia norteamericanos para realizar el crimen premeditado, asegurando que 'Lee Harvey Oswald fue a la Unión Soviética como desertor pero siendo ya agente de la CIA'.

Poco tiempo después decide volver a Estados Unidos y 'el primer trabajo que consigue en Dallas es en una empresa que se dedica a fabricar los mapas de vuelo de los aviones U2. ¿Cómo es posible que a un desertor que regresa de la Unión Soviética le den un trabajo de esa naturaleza?', se preguntó Escalante.

Posteriormente, Oswald marchó a Nueva Orleans 'y allí lo primero que hace es vincularse con los agentes de la CIA, después cambia la línea de conducta y se hace simpatizante de Cuba y empieza a imprimir volantes a favor de Cuba, es decir, en ese momento Oswald ha sido elegido como chivo expiatorio, él no lo sabe pero es así', aseguró el investigador.

La crisis de los misiles, en octubre de 1962, hizo variar la visión política del presidente Kennedy, que llegó a enviar una comisión a Cuba para estudiar la posibilidad de un acercamiento entre ambas naciones, lo que en opinión del escritor pudo desencadenar su trágico final.

'El 10 de junio de 1963 Kennedy pronunció un discurso extraordinario, un juicio contra la guerra fría, y yo creo que fue el último aldabonazo en EE.UU. y se decidió su asesinato', consideró Escalante, para quien los responsables de ese crimen fueron 'un sector de la CIA que dirigía la agresión a Cuba'.

En su opinión, 'Kennedy era un hombre con una perspectiva distinta, evidentemente se dio cuenta de que tenía que cambiar la política hacia Cuba', pero el trágico desenlace permitió la continuidad a día de hoy de 'ese poder real, que no le perdona a Cuba la revolución que hizo, a las puertas de Estados Unidos', y para el investigador 'esa agresión se va a mantener'.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS