feria de armas en florida 580x326El pasado sábado, 72 horas después de que Nikolas Cruz matara a 17 personas, en su mayoría alumnos de la escuela Stoneman Douglas, el estado ya está celebrando uno de los grandes eventos armamentísticos del año.

Se trata del Florida Gun Show (el espectáculo de armas de Florida), que sus promotores promocionan con ambiciosos reclamos publicitarios.

“Disfrutarán un enorme despliegue de armas de fuego, munición, cargadores, cuchillos y mucho más”, promete a los visitantes la página web del evento.

Desde hace semanas, grandes carteles publicitarios del show jalonan la extensa red de carreteras del condado de Miami-Dade.

La feria tiene lugar en un gran edificio de Miami, a apenas una hora escasa en auto del centro educativo que acaba de ser escenario de una de las peores matanzas de la historia reciente de Estados Unidos.

Junto a la puerta de acceso un folio en blanco y negro ofrece una aclaración:

“Queremos hacer un reconocimiento a la ciudad de Parkland, especialmente a los estudiantes y profesores de la escuela que fueron asesinados sin sentido. No pretendemos faltar al respeto ni la sensibilidadcon este eventoplaneado por tan largo tiempo”.

El escrito también recomienda a los asistentes tolerancia ante quienes pudieran manifestarse en contra y añade: “Hemos demandado e impuesto una fuerte seguridad”.

La entrada cuesta 13 dólares, pero los niños menores de 12 años no pagan.

Dentro, un enorme muestrario de armas de fuego de diferente tipo y calibre, miras telescópicas, ropa de camuflaje, cuchillos, machetes, y un largo etcétera de accesorios de combate para disfrute de los amantes del plomo.

La Segunda Enmienda de la Constitución reconoce el derecho de los estadounidenses a portar armas, para muchos una de las señas de identidad del país y una de las razones por las que se venden tanto.

Entre la numerosa clientela que se arracima en torno a los más de 600 mostradores de venta hay algunos negros e hispanos, pero predominan los varones de raza blanca.

Algunos recorren el recinto acompañados de niños. Lo que menos hay son mujeres.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS