memorial estudiantes florida tiroteo 580x330Flores y recuerdos han sido dejados frente a la escuela secundaria Stoneman Douglas en Parkland, Florida. Foto: Reuters

A dos semanas de la masacre en Parkland, Florida, los estudiantes de la escuela secundaria estadounidense Marjory Stoneman Douglas regresan a clases este miércoles, en medio de importantes medidas de seguridad.

“No tengo miedo”, dijo Sean Cummings, de 16 años. “Solo que es raro regresar después de todo lo que pasó”, confesó el joven a la AFP.

“Siento que estamos mejor protegidos que cualquier otra escuela pero da mucha impresión volver a ver a todo el mundo en este lugar y todos esos policías”, añadió.

Pero está feliz de regresar. “Es agradable que todo el mundo esté aquí. Pienso que será agradable volver a ver a todos mis profesores. Será bueno regresar”, comentó.

Los profesores regresaron unos días antes al liceo para preparase, y el domingo el instituto organizó una jornada de orientación para permitirle a los estudiantes y padres recuperar las cosas que dejaron en medio del pánico y la evacuación el día de la masacre.

La matanza en este liceo ocurrió el pasado 14 de febrero a manos de un exalumno llamado Nikolas Cruz, de 19 años. El joven, que había sido expulsado por “razones disciplinarias” de la escuela que atacó, usó un fusil AR-15 que había comprado legalmente.

El hecho ha generado un nuevo clamor por el control de las armas en el país, que dejan unas 33 mil muertes anuales.

Los estudiantes que sobrevivieron a la matanza han estado ejerciendo presión sobre políticos de Washington y Florida para que tomen medidas contra la violencia armada y restrinjan el acceso a las armas.

Durante años, el Congreso estadounidense ha estado paralizado en este tema, a pesar de que las encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses apoyan un control más estricto.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) es un poderoso lobby que ejerce presión en Washington y en congresos estatales, con generosos financiamientos a políticos, para garantizar que la libre venta y porte de armas no sea amenazada.

El miércoles por la mañana, Dick’s Sporting Goods, una de las cadenas más grandes de distribución de productos de caza, pesca y de actividades de entretenimiento al aire libre, anunció que ponía fin inmediato a la venta de fusiles de asalto y que no venderá más armas a menores de 21 años.

Fuente: Cubadebate

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS