1 avengerLa trilogía de Matrix, las películas de Resident Evil Y Avengers Infinity War, es una forma edulcorada y llena de efectos especiales para programarnos y aceptar como axioma inevitable el asesinato de la mitad de la humanidad.
 
“El fin está cerca y cuando termine media humanidad seguirá existiendo, en perfecto equilibrio como debería estar toda, espero que os recuerden”. Thanos.
 
Cada vez que voy al cine intento no pensar en el libro Propaganda silenciosa de Ignacio Ramonet, pero es imposible con los mensajes frontales enviados a través de las películas del ministerio de transculturización del imperio gringo, es decir Hollywood, el cual fiel a los intereses del 1% de la humanidad más rica del planeta presentan en cada uno de sus filmes la edulcorada idea genocida de acabar con la vida de media humanidad y de que a pesar del esfuerzo sobrehumano que se haga al final el sistema siempre ganara.
 
No sorprende que la películas de “ciencia ficción” más vistas en el mundo durante siglo XXI tengan siempre de fondo la genocida idea de terminar con la vida de media humanidad, y siempre el mismo mensaje que ponen en el villano de la película: la humanidad crece de forma desenfrenada y los recursos naturales ya no alcanzan para mantener la vida –al estilo occidental-norteamericano-.
 
En la película Matrix, el protagonista Neo a pesar de haberse pasado tres entregas peleando con el Agente Smith  para liberar a la humanidad –que para el sistema Matrix solo representaba el recurso energético que lo mantenía activo- de la cárcel que era la vida virtual en que se encontraban, al final Neo se entrega al sistema Matrix porque no puede vencerlo, y lo ayuda a terminar con el Agente Smith que intenta cambiar al sistema.
 
En Resident Evil, la metodología para eliminar a la mitad de la humanidad y quedarse con los recursos naturales, prolongar el sistema capitalista y el estilo de vida occidental-norteamericano, es con el “Virus T”, creado en un laboratorio secreto de la Corporación Umbrela, después que la protagonista Alice -o Alicia para los menos gringos- acabó con millones de zombis vivientes creados por el Virus T, descubre que todo fue un plan de las personas más ricas de la humanidad para eliminar al 50% de la población de la tierra que consumía recursos naturales de los cuales ellos se creían dueños, logrando su objetivo ¿Les parece casualidad el final?
 
En el reciente estreno de Hollywood Avengers Infinty War  por causalidad de intereses tiene la misma idea central: Hay muchos seres vivientes en el universo y eso lo llevara al colapso, por eso hay que eliminar a la mitad para que los recursos alcancen, para dar este mensaje utilizaron a Thanos el villano de la película que viene a ser el único ser del universo con suficiente voluntad para cumplir esta tarea, chasqueando los dedos al tener el guantelete con las seis gemas del infinito –perdón a los fanáticos por el spoiler-.
 
Muchas mujeres y hombres dirán que mi opinión es la de un izquierdista con delirios de conspiración mundial crónica, pero ese no es el caso, las cifras ofrecidas por la Organización de Naciones Unidas lo confirman en 1950 se estimó la población mundial en 2.600 millones de personas, en 1999 llegamos 6.000 millones de personas, para el 2011 la población mundial era de 7.000 millones y en el 2015 la población mundial alcanzo 7.300 millones de personas.
 
La misma organización estima que para el 2030 seamos 8.500 millones, para el 2050 9.700 millones y para el 2100 la población mundial aumente a 11.200 millones de mujeres y hombres viviendo de “nuestra única y contaminada nave espacial”, nuestro planeta no crecerá más, los recursos naturales no aumentaran y el 1% más rico del mundo no dejara la idea de eliminar media humanidad por gracia del Espíritu Santo.
 
La trilogía de Matrix, las películas de Resident Evil Y Avengers Infinity War, es una forma edulcorada y llena de efectos especiales para programarnos y aceptar como axioma inevitable el asesinato de la mitad de la humanidad, en pro de los intereses del 1% población más rica del planeta, nos están volviendo insensible antes las masacres que ocurren día a día en el mundo y también ciegos ante una verdad evidente, el genocidio ya empezó.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar