correa mensaje

El expresidente de Ecuador Rafael Correa, víctima de la persecución judicial, instó hoy a la izquierda latinoamericana a continuar la lucha más unidos que nunca, y a no dar un paso atrás ante las amenazas que se ciernen sobre la región.

En un mensaje televisado a la sesión de clausura del XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo, el líder ecuatoriano domiciliado en Bélgica desde hace un año, expresó la confianza en que los movimientos progresistas vencerán ante las acciones desestabilizadoras en varias naciones del área.

Correa denunció los hechos de judicialización de la política en Brasil, con el caso del encarcelado exmandatario Luiz Inácio Lula Da Silva; y en su país, con la detención del vicepresidente constitucional Jorge Glas.

El gobernante de Ecuador por 10 años (2007-2017), criticó la cooptación de todos los poderes del Estado, la justicia, el Consejo Nacional Electoral, la corte constitucional y otras instituciones de esa nación, “todo para perseguir a Correa”.

Argumentó que varios procesos penales de los cuales es víctima son “los más ridículos en este caso de secuestro”, y que actualmente se encuentra bajo prisión preventiva, ante la obligación de viajar cada 15 días desde Bélgica a Ecuador, “un imposible que no podría cumplir”, detalló.
Correa pidió que no se preocupen por su situación, “yo estoy seguro”, preocúpense por la Patria, “porque se la están llevando en peso”.

Estamos siendo víctimas de la peor corrupción, del uso del poder político para defender intereses privados, aseguró el exdignatario, quien se disculpó ante su pueblo, la Patria y la izquierda mundial, por cometer el error de confiar “en lobos disfrazados de corderos” que traicionaron a su país.

Me siento responsable de lo que ha pasado, expresó, y adicionó que hubiera sido mejor que ganara la derecha, porque eso los uniría.

Correa añadió que los principales partidos a los que se enfrenta la región hoy son los medios de comunicación que están en manos de las élites.
La izquierda que no entienda eso no ha comprendido nada, el cambio en nuestra América pasa por el cambio de la propiedad y orientación de esos medios para que no manipulen y no persigan, insistió.

El mensaje de Correa fue escuchado con atención por más de 600 participantes de 55 naciones, quienes representan partidos, movimientos y organizaciones políticas del área, África, Asia y Europa.

Fuente: Cubasí

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS