evo bolivia historia

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, afirmó hoy que la vida del mandatario, Evo Morales, es la historia de lucha, resistencia y dignidad del pueblo boliviano, en al aniversario número 30 de su trayectoria sindical.

Al intervenir en el XXV Congreso Ordinario de la Federación Especial de Trabajadores Campesinos del Trópico del departamento de Cochabamba, García Linera explcó que la vida del presidente Morales, desde su niñez, juventud y trayectoria sindical y política, es la historia de todo el pueblo boliviano.

 

Asimismo, dijo a los participantes en el evento que la vida del presidente es de todos ustedes, no solamente de la federación del trópico, no solamente del movimiento campesino cochabambino y nacional, sino que es muy parecida a la vida de cualquier otro boliviano.

 

Proveniente del sector aimara, campesino, cocalero, de corrientes anticapitalista, antiimperialista y anticolonialista, la historia del presidente está marcada por el racismo, la discriminación, el trabajo de pastoreo, entre otras actividades, aseveró el vicepresidente.

 

Labores estas que se ven obligados muchos a realizar para alimentar a su familia y que, en ocasiones, tienen la necesidad de emigrar a otras zonas para sobrevivir con esfuerzo, lucha y sacrificio, agregó el vicemandatario.

 

Ahora, con Morales a la cabeza del gobierno nacional, los más humildes pueden contar con tierras, empleos, mejores salarios y acceso a escuelas y servicios de salud, algo que no sucedía con mandatarios precedentes, quienes hoy critican todo lo realizado por la Revolución Democrática y Cultural, aseveró.

 

Con el mandato de Morales se dignificó al Estado, ya que ahora no es necesario que el país se endeude para cumplir con sus obligaciones', refirió García Linera.

 

Igualmente, manifestó que, si los obreros, trabajadores y profesionales compatriotas hubieran gobernado, no solo estos 12 años, sino 40 o 50, Bolivia fuera hoy una potencia en el continente, toda vez que en este período el Producto Interno Bruto creció de nueve mil millones a 37 mil millones de dólares.

 

Corroboró, que el ser este un gobierno socialista, indigenista, populista y con base obrera, es lo que permitió convertir a Bolivia en la economía de mayor crecimiento de América Latina, por encima de Chile, Argentina, Perú, Uruguay, Ecuador y Colombia.

 

Estos logros fueron realizados por un campesino, quien demostró que para gobernar no hace falta contar con una billetera, sino con el sentimiento a la patria, sentenció García Linera.

 

Por último, refirió que Bolivia continuará en progreso y desarrollo, por lograr un país sólido, pese a las críticas y amenazas de muerte hacia Morales, quien recuperó las empresas y los recursos naturales de las entidades privadas.

Fuente: Cubasí

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS