maria-angela-holguin

La canciller María Ángela Holguín manifestó hoy optimismo en torno al progreso de los diálogos pacifistas entre el Gobierno colombiano y las insurgentes FARC-EP, y aseguró que Naciones Unidas (ONU) apoya al país andino en tales esfuerzos.

No pienso en fechas, sólo en que estamos muy cerca de lograr un cambio total en la vida de los colombianos, insistió la Ministra de Relaciones Exteriores luego de explicar las características del acuerdo esbozado la víspera por ambas partes beligerantes para crear un mecanismo tripartito encargado de la verificación del futuro cese el fuego bilateral y la dejación de las armas.

En diálogo con Caracol Radio, Holguín confirmó que ya fue enviada al presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la solicitud formal para que proceda a conformar una misión política, no armada, encargada de coordinar y dirimir diferencias dentro de ese aparato, el cual supervisará ambos procesos.

Tal equipo tripartito tendrá también representantes gubernamentales y del movimiento guerrillero.

Según la titular de Relaciones Exteriores, Colombia espera que la ONU apruebe pronto la resolución en virtud de la cual será financiada y constituida esa comisión internacional, integrada por países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en calidad de observadores.

Simultáneamente en La Habana una subcomisión define el alcance y las zonas donde serán necesarios el monitoreo y verificación, tanto del cese el fuego bilateral y definitivo como de la dejación de las armas, una vez instaurados.

La idea es que Naciones Unidas comience los trámites y preparativos para que la misión política esté lista en el momento cuando sean decretadas ambas fases, subrayó la canciller.

Voceros del Ejecutivo y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) dialogan en Cuba desde 2012 con el objetivo de hallar una salida concertada a la larga guerra interna, que ha dejado unos 300 mil muertos.

Según los avances de tales pláticas y en correspondencia con los compromisos realizados por las dos delegaciones, las conversaciones podrían finalizar este año con la firma de la paz.

En esta recta final el ambiente es positivo, el diálogo es más fluido y estoy muy optimista, enfatizó.

Desde el pasado 20 de julio las FARC-EP instauraron una pausa combativa de manera unilateral y exhortaron al Gobierno a actuar recíprocamente.

El presidente Juan Manuel Santos reiteró en sucesivas declaraciones que sólo aceptaría el silenciamiento de todos los fusiles una vez establecidas las condiciones óptimas para su cumplimiento y verificación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS