alvaro-garcia-linera-vicep

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, denunció hoy que la derecha desarrolla un plan de intento de fraude electoral en contra del voto del sector campesino e indígena del país suramericano.

 

Es precisamente esas boletas las que faltan por contabilizar en las actas a nivel nacional, subrayó García Linera en conferencia de prensa en la sede de la vicepresidencia.

Solo falta un 17 por ciento de las papeletas, y esa cifra corresponde a las zonas alejadas de los departamento de Cochabamba, La Paz, Chuquisaca, Potosí y parcialmente de Santa Cruz, precisó.

Como ustedes saben el voto que primero se contabiliza es el de las ciudades, es el que más rápido llega al conteo, y luego le toca el turno a los de la zona rural, ahí está la decisión de los campesinos, indígenas, lo más pobres, explicó el vicepresidente.

Estas papeletas que aún faltan por contabilizar son las que tratan de escamotear las fuerzas de la derecha, aseveró García Linera.

A título de que se está chantajeando a las autoridades electorales, dejen que ellos hagan el recuento, hay delegados de partidos, observadores internacionales, y prensa, y eso es garantía de que la transparencia es absoluta, aseguró.

Empero en un acto de desesperación política la derecha va intentar bloquear este voto rural, campesino e indígena que como ustedes saben es mayoritariamente de los seguidores del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Todo saben que el MAS respalda la gestión del presidente de Bolivia, Evo Morales, y por lo tanto lo que estamos viendo en horas recientes y de seguro continuará, intenta intimidar a los miembros de los tribunales a cargo de la contabilidad de las boletas.

Si son demócratas dejen que las autoridades hagan su trabajo, no hay necesidad de chantajes, ni de presión, recalcó García Linera.

La movilización de ciudadanos que supuestamente quieren proteger al voto, es una movilización que rompe las reglas electorales y que encubre un intento de fraude electoral para que no se contabilice las papeletas de campesinos e indígenas, reiteró el número dos del ejecutivo boliviano.

El 21 de febrero unos seis millones 500 mil ciudadanos fueron convocados a las urnas para pronunciarse sobre una modificación a la Carta Magna que permita la repostulación al presidente Evo Morales y al vicepresidente Álvaro García Linera en los comicios de 2019.

Este lunes, el primer presidente indígena de esta nación altiplánica llamó a líderes y fuerzas opositoras a desistir de cantar victoria sin conocerse los datos finales, mientras reiteró que cualquiera que fuera el resultado final el gobierno lo acataría.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS