dilma-discurso

Más de 27 horas de discusión esperan a partir de hoy a los integrantes de la comisión especial de la Cámara de Diputados que decidirá sobre la admisibilidad del pedido de impeachment contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

El debate debe comenzar este viernes a las 15:00 (hora local) y prolongarse hasta el sábado, pues hasta anoche estaban inscritos para hablar 108 diputados y 25 líderes, de acuerdo con la versión digital del diario Folha de Sao Paulo.

Según la fuente, la determinación de sesionar incluso el fin de semana la tomó el titular de la comisión, Rogerio Rosso, quien fue cuestionado por el líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) en la cámara baja, Leonardo Piccini.

Si (Rosso) tomó esa decisión, cometió una falla gravísima, advirtió Piccini; y alegó que de ese modo se adopta un rito "casuístico" que demuestra parcialidad en el proceso.

La comisión especial deberá pronunciarse sobre el parecer favorable al impeachment emitido este miércoles por Arantes, quien consideró que la acusación presentada contra la jefa de Estado por presunto delito de responsabilidad cumple todas las condiciones legales y políticas para ser aceptada.

En una pieza de 130 páginas, que demandó más de cuatro horas de lectura y fue varias veces interrumpida, el relator dijo que la situación denunciada exhibe, a priori, la usurpación por parte del Poder Ejecutivo de prerrogativas del Poder Legislativo en materia presupuestaria.

Señaló asimismo que según su parecer existen serios indicios de una conducta personal dolosa de la mandataria que atentan contra la Constitución Federal, más exactamente contra los principios de separación de poderes y del control parlamentario de las finanzas públicas.

En opinión del legislador del Partido Laborista Brasileño (PTB) y uno de los principales aliados de Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados, si ésta no analiza por lo menos la admisibilidad del pedido de impeachment, no estará contribuyendo a la superación de la crisis que vive el país.

Por su parte, y en declaraciones citadas la víspera por la Agencia Brasil, el abogado defensor de Rousseff, José Eduardo Cardozo, catalogó como nulo y sin fundamento el relatorio rendido por Arantes.

Cardozo dijo confiar en que ese informe no será aceptado por la comisión especial. Las nulidades son claras, obviamente evidentes, y sería mejor si se las corrigiera, porque arrastrar una decisión como esa no sería bueno para nadie, significó.

Advirtió además que "si por casualidad los derechos del Estado democrático son violados desde el punto de vista del mandato presidencial, seguramente acudiremos a la Justicia".

El Abogado General de la Unión comentó además que la impresión causada por el parecer de Arantes fue que éste ya tenía su conclusión y solo buscó premisas.

El ya quería la destitución y tan solo se puso a justificarla. Porque no pude encontrar respuesta a ninguna de las preguntas que hizo la defensa, señaló en referencia al mérito de las cuestiones planteadas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS