1tereemoto ecuador

La cifra de fallecidos por el devastador terremoto que azotó Ecuador el fin de semana último seguía subiendo y este viernes alcanzó los 602, a medida que una serie de intensas réplicas acosaba a los traumatizados sobrevivientes, reportó Reuters.

Solo desde la noche del jueves hasta la tarde del viernes se sucedieron unas 50 réplicas adyacentes a Pedernales y Manta, las ciudades más golpeadas por el sismo de 7,8 de magnitud que ha dejado, además, 130 desaparecidos, 8 340 heridos, más de 25 000 albergados y millonarias pérdidas.

«Cuando empezó a temblar nos pusimos a rezar», dijo Alex Bachón, un albañil de 43 años en Guayaquil, mientras sanaba las grietas que dejó el terremoto en un hotel de la ciudad.

«Todos estábamos muy asustados. Nunca había vivido algo como esto», agregó en la ciudad más grande del país, donde también sintieron las réplicas a pesar de estar a unos 350 kilómetros al sur del epicentro, cerca del poblado costero de Pedernales.

Desde que el terremoto golpeó las costas ecuatorianas, la noche del sábado, se han producido más de 700 réplicas, obligando a unos a salir de sus casas y, a otros, a dormir a la intemperie por temor a que sus ya maltrechos hogares cedan.

«Las réplicas seguirán pasando por algunas semanas, mantengamos la calma», pidió el subsecretario de Gestión de Riesgos de Ecuador, Ricardo Peñaherrera.

En Pedernales y Portoviejo, al borde de las cálidas aguas del Pacífico, las labores de limpieza continuaban y, entre cerros de escombros, la maquinaria pesada se preparaba para demoler las viviendas que quedaron inhabitables.

Según el presidente Rafael Correa el país necesitaría hasta 3 000 millones de dólares para la reconstrucción de las zonas devastadas, por lo que propuso a mitad de semana un aumento temporal de impuestos, la venta de activos no prioritarios y la emisión de bonos en el mercado internacional.

A pesar de la compleja situación del país las fuerzas opositoras al gobierno intentan aprovecharse de la situación. En Telesur se vio a Rafael Correa llamando a respetar y comprender que el país se enfrenta a la peor crisis de los últimos 70 años, y a los ecuatorianos a trabajar para superar la situación.

A pesar de que el mandatario dijo que los rescates seguirán hasta por dos semanas más, el ministro del Interior, José Serrano, aseguró el viernes que en las últimas 48 horas de búsqueda no se habían encontrado más personas con vida.

Según Notimex, los hospitales ecuatorianos se preparan para enfrentar la fase de epidemia, propias de situaciones de desastres.

Ahora «entramos a una instancia epidemiológica. Ya no estamos recibiendo heridos con traumas, se están sacando cadáveres. Estamos esperando enfermedades vectoriales y ambientales», enfatizó Freddy Saldarriaga, director del hospital Doctor Verdi Ceballos.

«Solicitamos que toda la ayuda de organismos nacionales e internacionales se mantenga con la misma efervescencia durante estas semanas y meses», acotó.

En ese sentido el Presidente ecuatoriano agradeció la ayuda latinoamericana y del mundo. En referencia a Cuba aseguró que la Isla «es campeona de la solidaridad».

Luego de recorrer anoche el hospital provisional instalado en esta localidad costera de la provincia de Manabí, seriamente afecta, Correa saludó a los miembros de la brigada médica cubana Henry Reeve, reportó PL.

Contamos con la solidaridad de Cuba y Cuba puede contar con la de Ecuador, agregó Correa, quien recalcó la «infinita gratitud» de su pueblo a la nación antillana.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS