brasil dilmar conferencia

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, denunció hoy que el proceso de juicio político en su contra es una interrupción ilegal y usurpadora de su mandato, reportó el diario digital 180 Grados.

 

Al intervenir en la apertura de una nueva terminal de pasajeros en el aeropuerto de Goiania, capital del estado de Goiás, en la región Centro-Oeste del país, la mandataria aseguró que está dispuesta a defenderse con todos los instrumentos democráticos y legales para impedir su salida de la oficina.

"Voy a luchar porque el pueblo brasileño merece respeto, consideración y la democracia que hemos logrado con tanto esfuerzo, nuestro gobierno sin dudas está del lado correcto de la historia y el tiempo juzgará a los líderes del golpe y los promotores del juicio", aseveró.

La votación sobre la destitución presidencial en Brasil está prevista para mañana luego de 24 horas de profunda confusión política en la nación sudamericana, informaron medios nacionales.

En dicho plazo de tiempo, el Presidente de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhao, invalidó la votación del pasado 17 de abril para la apertura del juicio político contra Rousseff, sin embargo apenas un día después se retractó.

Por otra parte, el dirigente del Senado brasileño, Renan Calheiros, había decidido mantener el proceso de destitución de la presidenta en dicha instancia, haciendo caso omiso de la decisión de Maranhao.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS