francia-protestas

Una nueva jornada de marchas y huelgas se vive hoy en Francia en rechazo a un proyecto de reforma laboral del gobierno que, según sus detractores, favorece al empresariado y perjudica a los trabajadores.

La huelga de ferroviarios y de camiones prosigue este jueves. El llamamiento a usar esa medida por parte de sindicatos, que representan a controladores aéreos, personal administrativo y técnicos, está previsto que afecte el tráfico en el sector.

A ello se suman nuevos desfiles. Miles de franceses expresaron el martes en las calles su desacuerdo con el mencionado proyecto.

Tras el llamado de organizaciones sindicales y estudiantiles, marchas y huelgas ese día tuvieron lugar en todo el país para exigir la retirada definitiva del plan.

Al igual que durante manifestaciones precedentes realizadas con igual objetivo, se produjeron enfrentamientos. Individuos encapuchados lanzaron objetos y miembros de las fuerzas del orden utilizaron gases lacrimógenos. Varias personas fueron detenidas.

En París el ambiente se tornó particularmente tenso con los choques violentos casi al final del desfile. Nueve personas resultaron detenidas, ocho de ellas por portar armas, según fuentes policiales.

Desde hace más de dos meses, diferentes acciones se suceden en el país en rechazo a un proyecto que genera un descontento mayoritario entre los ciudadanos.

Incluso en el seno del gubernamental Partido Socialista, varias voces expresan su desacuerdo con relación a un plan que, en opinión de sus detractores, otorga al empresariado mayores poderes en materia de organización del tiempo de trabajo y de despidos.

El gobierno se valió de un criticado recurso constitucional para que el texto se considerara aprobado en primera lectura en la Asamblea Nacional. En junio, tendrá lugar el examen en el Senado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS