elecciones-en-españaLos partidos políticos entran nuevamente en la etapa de discusiones para lograr coaliciones y buscar la mayoría de votos. Foto: EFE.

El fracaso de los principales partidos políticos de España para formar un Gobierno, tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre de 2015, desembocó en la firma del decreto que disuelve las Cortes y convoca a nuevos comicios, un hecho sin precedentes en la joven democracia de la nación europea.

 

Con esta acción, el Rey Felipe VI dio curso al punto 5 del artículo 99 de la Constitución: “Si transcurrido un plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato obtuviere la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso”.

 

Ante este escenario, los diferentes partidos pusieron en marcha nuevamente a sus negociaciones, propuestas y actividades políticas, con el objetivo de atraer la mayor cantidad de votos en los próximos comicios, pautados para el 26 de junio.

 

A pesar de que el gobernante Partido Popular (PP) ganó los comicios pasados con 123 diputados, quedó lejos de los 176 necesarios para formar mayoría y tampoco convenció para pactar a PSOE (90 diputados), ni a Ciudadanos (40), y mucho menos a Podemos (69).

 

Escenario político

 

Los resultados del pasado 20 de diciembre, en los que el partido Podemos obtuvo 69 escaños en el parlamento, revelaron el fin del bipartidismo en España, debido a que, desde la muerte del dictador Francisco Franco (1975), ninguna tolda tercera había obtenido 25 o más asientos en el Congreso.

 

Ahora, el empoderamiento de esos partidos, que habían sido tercerizados, pone en el terreno el farragoso camino de las coaliciones parlamentarias. La presión por evitar un tercer proceso electoral obliga intrínsecamente a la unión del PP con el PSOE y/o Ciudadanos.

 

Esta acción que, durante el período de conversaciones para formar un Gobierno, fue fervientemente rechazada por los líderes de las toldas, ahora es calificada por Mariano Rajoy (PP) como “una magnífica oportunidad para emprender grandes reformas”.

 

Por su parte, los partidos Podemos e Izquierda Unida dieron un paso adelante y desde el pasado 10 de mayo anunciaron su acuerdo para concurrir juntos a las elecciones de junio.

 

Según el analista político español, José Rafael Revenga, “es poco probable  una coalición de izquierda, integrada por el PSOE y la alianza de Podemos con la Izquierda Unida, pero no es descartable dada la tozudez política de Mariano Rajoy”.

 

Podemos-IU supera al PSOE

 

La coalición de Podemos e Izquierda Unida (Unidos Podemos) adelantaría al PSOE en votos si se realizaran las elecciones hoy, así lo revelaron varios sondeos publicados en el país europeo.

 

Pese a las críticas que ha recibido la gestión de Mariano Rajoy (2012-2015), por las políticas que han llevado a España a una crisis social y económica, la encuesta realizada por NC Report sitúa al líder del PP en primer lugar de intención de voto, con un 30,5 por ciento.

 

Le sigue Unidos Podemos con un 24,7 por ciento, en tercer lugar se ubica el PSOE con 21,3 por ciento y por último, Ciudadanos con 14, 2 por ciento.

Esta indagación se llevó a cabo desde el 16 al 27 de mayo sobre una muestra de 2 mil entrevistados.

 

Resultados similares arrojó el sondeo efectuado entre el 23 y 26 de mayo por la GAD3, con unas mil personas consultadas.

Según este estudio, el Partido Popular es la formación que goza de mayor intención de voto con el 29,6 por ciento, Unidos Podemos registras 22,5 por ciento, PSOE 21,6 y Ciudadanos 14,8.

 

En base a estos porcentajes se determina que el PP obtendría entre 121 y 130 escaños, Unidos Podemos unos 77 u 84, PSOE alcanzaría unos 80 o 82 asientos y ciudadanos estaría entre 38 y 40.

infografia-calendarioelectoalespaña

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS