oea sede logo

La red de intelectuales, artistas y movimientos sociales de Panamá condenó hoy el uso de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) como instrumento de injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

La declaración emitida por el capítulo Panamá en Defensa de la Humanidad expresa su solidaridad con el pueblo y gobierno de la nación suramericana, al tiempo que denuncia la presencia de grupos de la derecha internacional en territorio istmeño y la distorsión de la información que "entorpece el conocimiento de la realidad nacional e internacional".

"Nuestro pueblo no debe ser inducido a colaborar con quienes promueven invasiones, injerencias de cualquier tipo o apoyos de grupos de corte paramilitar que aún llenan de dolor a numerosos países de América Latina", alerta la misiva.

Y subraya: "Si fuimos en el pasado huéspedes involuntarios de bases militares y de escuelas de asesinos y torturadores, ese no es, de ninguna manera, un camino que deseamos volver a recorrer. Un mundo mejor es posible".

En su análisis de la situación nacional, la organización denuncia el efecto extrajudicial e injerencista que causa contra el país la inclusión del grupo Wisa en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

"Panamá es hoy, de hecho, víctima de un bloqueo económico impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a través de la llamada Ley Clinton operativizada por la OFAC, cuyo efecto extrajudicial e injerencista es exactamente de la misma naturaleza que las leyes que, desde hace medio siglo, imponen un bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba".

El documento de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales llama al pueblo panameño a la solidaridad internacional y a la búsqueda de caminos alternativos para la paz y la prosperidad colectiva.

Tras la invasión de Estados Unidos a Panamá en 1989, "el pueblo desea encontrar un camino propio y eficaz hacia la democracia y la justicia, además de reconstruir la personalidad del Estado ante la comunidad internacional", apunta el texto.

Sin embargo, la soberanía nacional y alimentaria, el control eficaz de nuestro principal recurso natural (la posición geográfica), el derecho al agua y la acción política alejada de la permanente injerencia extranjera siguen siendo un anhelo popular, agrega.

El comunicado exhorta, además, al presidente Barack Obama a que derogue el ridículo y dañino decreto mediante el cual su gobierno declara a Venezuela como una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos, y reclama el fin del bloqueo a Cuba, reconocido universalmente como un verdadero intento de genocidio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS