Alejandro-García-Padilla-580x367El gobernador puertorriqueño, Alejandro García Padilla. Foto: es.panamapost.com

El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, dio a conocer hoy que asistirá a la séptima Cumbre de Jefes de Estado y Gobiernos de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) que se celebrará en La Habana del 2 al 4 de junio.

 

La invitación fue extendida al mandatario puertorriqueño por el secretario general de la AEC, Múnera Cavadía, para que asista como invitado especial a la cumbre, que se efectuará del 2 al 4 de junio en La Habana.

 

La Fortaleza, sede del ejecutivo puertorriqueño, anunció que García Padilla viajará mañana hacia la capital cubana acompañado de la primera dama Wilma Pastrana y del ministro de Estado, Víctor Suárez.

Esta será la primera vez, desde la invasión de Estados Unidos en 1898, que un gobernante en funciones de Puerto Rico visite Cuba.

La mansión ejecutiva expresó por escrito que con la comparecencia de García Padilla, el gobierno del Estado Libre Asociado (ELA), establecido por Washington en 1952, pretende fortalecer la presencia de Puerto Rico en la comunidad caribeña.

Hasta ahora, Estados Unidos siempre ha expresado su oposición a que Puerto Rico fortalezca sus lazos con otras naciones de la región, más allá de algún intercambio comercial, cumpliendo con sus exigencias.

Los funcionarios puertorriqueños aprovecharán la coyuntura de esta visita a Cuba para sentar bases en cuanto a posibles acuerdos entre ambos países.

La administración de García Padilla desea formar parte del reciente cambio histórico en las relaciones de Estados Unidos con Cuba, por lo que busca estrechar los vínculos con la vecina isla, según la declaración.

El mandatario entiende que Cuba y Puerto Rico son dos pueblos con una historia hermanada, por lo que ahora se dispone a restablecer las relaciones económicas y culturales que sostuvieron ambas islas por siglos.

Durante su mandato, la gobernante puertorriqueña Sila M. Calderón (2001-2005) asistió a un encuentro de la AEC en Venezuela y también a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobiernos Iberoamericanos en República Dominicana, lo que provocó resquemor en el Departamento de Estado norteamericano.

Debido a que Puerto Rico hacía gestiones para ingresar a la AEC, como parte de la política de Calderón de insertarse en el ámbito internacional, el entonces portavoz del Departamento de Estado para asuntos del hemisferio occidental, Charles Barclay, advirtió como “inapropiado” que Puerto Rico se uniera a la organización regional.

Ahora, la asistencia de García Padilla a la cumbre en La Habana se produce cuando esta isla del Caribe de 3,5 millones de habitantes atraviesa su más profunda crisis fiscal y económica, con una deuda pública de 70 mil millones de dólares.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS