Hillary-Clinton-580x414

Una gran parte de las encuestas realizadas en los Estados Unidos vaticinan que la demócrata Hillary Clinton derrotará cerradamente al republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

 

Un muestreo de seguimiento semanal de NBC News/SurveyMonkey difundido ayer, dio a conocer que un 57 por ciento de los votantes registrados creen que Hillary vencerá al magnate neoyorquino. Este sondeo da una ventaja a la exprimera dama de 49 a 41 por ciento.

 

Sin embargo, en la lucha en 10 estados que se consideran claves en noviembre, esa diferencia no es lo suficientemente amplia para adelantar un triunfador y allí el enfrentamiento es muy cerrado, según un comentario que publicó el diario The Hill.

 

Pese a la mala racha de Trump en las últimas semanas, Hillary no logró despegarse de su rival, quien despidió a su jefe de campaña, registró bajas cifras de recaudación de fondos y aún enfrenta el éxodo de republicanos que se niegan a apoyarlo.

 

Trump está en la pelea en los estados que se creen decidirán la carrera (Colorado, Florida, Iowa, Nevada, Nueva Hampshire, Ohio, Pensilvania, Virginia, Wisconsin y Carolina del Norte).

 

En esas regiones del país los sondeos muestran una lucha muy cerrada y aunque apenas está al frente en Carolina del Norte, en los demás la ventaja de Clinton es de apenas un punto o dos en la mayoría de los estados.

 

Solo en Wisconsin la diferencia es marcada por Clinton con cinco puntos de ventaja pero, en los demás, no es mayor de 3,5 por ciento.

 

Si se mantiene la ligera tendencia por Clinton, el mapa electoral le da más posibilidades de alzarse con los 270 votos necesarios para ser elegida a la presidencia por el Colegio Electoral.

 

En este laberinto de pronósticos destaca la carrera por los 20 votos electorales de Pensilvania, un estado que en los últimos 30 años nunca favoreció a los republicanos y donde ahora los concursantes están prácticamente empatados.

 

También competitivo se muestra New Hampshire, que en cinco de los últimos seis concursos se inclinó por los demócratas, y ahora es considerado un estado que puede decidirse por cualquiera de los dos.

 

En Ohio, por ejemplo, la lucha es muy tensa y el reciente apoyo de la senadora Elizabeth Warren a Clinton pudiera influir en un voto más favorable para la demócrata.

 

Florida, otro estado llamado bisagra o indeciso, muestra a Hillary al frente con una ventaja de 3,5 puntos sobre su contrario, según el promedio de RealClearPolitics, lo que le permitiría asegurar un gran botín con 29 votos electorales.

 

Este panorama pudiera cambiar si los votantes independientes y muchos seguidores del senador Bernie Sanders deciden irse con la exsecretaria de Estado, lo que haría cierta la previsión de los que piensan (57 por ciento) que Clinton vencerá a Trump (con 30 por ciento).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS