brasil desempleoUna imagen de una favela cercana al estadio Maracaná de Rio de Janeiro, tras los Juegos Olímpicos pronostican más desempleo en Brasil. (foto: ANSA)

La desocupación en Brasil, la mayor economía de América Latina, ya afecta a 11,4 millones personas, mientras la recesión no da tregua y el número de desempleados puede crecer luego de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, que se realizan en agosto.

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), que depende del gobierno, informó hoy que en el trimestre marzo-abril-mayo de 2016 aumentó en 3,2 millones el número de ciudadanos económicamente activos que no tienen trabajo, frente al mismo período de 2015.

La Pesquisa Permanente de Muestras por Domicilios indica, además, que en Brasil hay un 11,2% de ciudadanos sin empleo. Eso desnuda una suba del 3,1% en la comparación con el año pasado.

Al mismo tiempo ese 11,2% del trimestre finalizado en mayo es igual al porcentaje del trimestre concluido en febrero de este año. La población económicamente activa es de 90,8 millones de personas cuyos ingresos cayeron en promedio el 2,7% frente a 2015.

"Esto quiere decir que la gente tiene menos dinero, y esto hace que circule menos dinero, y esto favorece lo que llamamos el círculo vicioso de caída del comercio, caída de la construcción, etc.", dijo hoy Cimar Azeredo, coordinador del informe del IBGE.

En el análisis sectorial, se observa que la industria es el sector más afectado: de mayo de 2015 a mayo pasado fueron despedidas 1,4 millones de personas que tenían contratos permanente.

"Pero el número de despidos de la industria en su totalidad es mayor si tomáramos en cuenta a los tercerizados que perdieron sus puestos", explicó Azeredo.

El corto plazo nada indica que haya noticias buenas para el mercado laboral.

Esto porque el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil, que representa poco más del 40% de América Latina, sufrirá una recesión del 3,8% en 2016, similar a la caída observada en 2015, según la proyección más reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Y algunos analistas estiman que la desocupación aumentará luego de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro que se celebrarán entre el 5 y 21 de agosto próximos.

"Hasta fines de julio continuarán en actividad los contratados para obras de infraestructura y movilidad urbana, como la Línea 4 del Metro carioca, pero luego estos puestos desaparecerán", dijo José Marcio Camargo, de la Universidad Católica de Rio de Janeiro.

"Después de los Juegos (el 21 agosto) terminarán miles de contratos temporarios, mayoritariamente en el sector servicios como hotelería, restaurantes y turismo en general", precisó el economista Camargo.

Por otra parte, el área metropolitana de San Pablo, motor económico y ocupacional brasileño, tiene una desocupación del 17,6% según un informe de la Fundación SEADE.

En el cuadro general de Brasil, además de haber más ciudadanos sin un puesto de trabajo también aumenta el número de los que emigraron hacia el mercado informal, consigna el informe del IBGE.

En lo que va del año ya suman 448 mil las personas que pasaron al mercado informal, ya sea en relación de dependencia sin contrato o como ex empleados estables que invierten sus ahorros, o el seguro de desempleo, para algún micro-emprendimiento.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS