farc colombiano apoyo dialogos

El comandante de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, llamó a los ciudadanos a respaldar los diálogos con el Gobierno colombiano, los cuales transitan por la que pudiera ser su etapa conclusiva, reseñó hoy la agencia Prensa Rural.

Tenemos que estar vigilantes para que este momento sea el punto de no retorno, comentó el líder de dicho movimiento en declaraciones al medio de prensa alternativo, reproducidas por diarios y emisoras radiales.

 

En días previos portavoces gubernamentales y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) suscribieron un acuerdo encaminado a garantizar el fin del conflicto entre ambas partes, el cual incluye los términos y hoja de ruta para implementar el cese el fuego bilateral y la dejación de armas o desarme de esos insurgentes.

 

El mencionado consenso contempla igualmente las características y condiciones de la verificación de ambas fases -aún por instaurar-, mediante un mecanismo tripartito compuesto por representantes del Ejecutivo, del grupo rebelde y una comisión política coordinada por Naciones Unidas (ONU).

 

Hay sectores que están tergiversando todo lo pactado en La Habana, sede de dichas conversaciones desde 2012, que juegan a matar la esperanza con el miedo, alertó el jefe guerrillero luego de instar a la ciudadanía a acompañar el proceso de paz.

 

En el transcurso de la entrevista Jiménez afirmó que descartar fechas para terminar los encuentros en Cuba constituyó una ventaja.

 

Lo que establecimos fueron metas, después del evento en la capital cubana -al que asistieron varios presidentes latinoamericanos y el secretario general de la ONU (Ban Ki-moon), tuvimos una positiva reunión con el mandatario Juan Manuel Santos para mirar lo que falta y cómo lo construimos, le vi mucha disposición y de nuestra parte también tenemos la misma voluntad para hacerlo lo más pronto posible, añadió.

 

Luego de destacar la solidaridad y colaboración internacional, el dirigente de las FARC-EP manifestó que son los colombianos quienes tienen que garantizar que el proceso de paz salga adelante.

 

Eso sí -amplió- necesitamos el acompañamiento, un instrumento encargado de velar porque lo convenido se cumpla.

 

Al referirse al paramilitarismo, Jiménez recordó que ya fueron firmados unos compromisos, ahora resta desarrollarlos e implementarlos, crear las bases para que ese fenómeno desaparezca, dijo.

 

La clase dirigente del país tiene que sumarse al pacto de no usar más la violencia como arma, como instrumento para silenciar a campesinos que luchan por sus tierras, a los que exigen mayor equidad y otras reivindicaciones, subrayó.

 

Equipos del Ejecutivo y de las FARC-EP buscan en Cuba una salida concertada al conflicto, el cual dura más de medio siglo y ha dejado unos 300 mil muertos, casi siete millones de desplazados de sus lugares de origen y al menos 45 mil desaparecidos.

 

A juzgar por sus progresos las pláticas podrían terminar en fecha cercana con el llamado Acuerdo Final.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS