rajoy-vetado

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) dieron hoy un portazo a las aspiraciones del conservador Mariano Rajoy de repetir como presidente del Gobierno español.

Rajoy se reunió este miércoles con los portavoces parlamentarios del PNV, Aitor Esteban, y de ERC, Joan Tardá, en el marco de las negociaciones iniciadas la víspera para intentar formar un nuevo ejecutivo, tras las elecciones del 26 de junio.

El jefe del Gobierno en funciones y del Partido Popular (PP) abrió esta ronda de contactos, con el fin de buscar los apoyos necesarios para garantizar su reelección, después que su agrupación logró 137 escaños en los pasados comicios.

Para permanecer otros cuatro años en el gubernamental Palacio de la Moncloa, el líder del PP necesita al menos el respaldo o la abstención de varias fuerzas representadas en el Congreso de los Diputados, cuya mayoría absoluta está fijada en 176 de sus 350 miembros.

De momento, la situación del gobernante interino es muy complicada, ante la negativa del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) -segundo más votado con 85 bancas- a sostener, por acción u omisión, su continuidad en el poder.

En declaraciones a la prensa, Esteban afirmó que el PNV se encuentra muy alejado de Rajoy, de modo que sus cinco diputados no apoyarán una eventual investidura si no existe un cambio de actitud hacia los nacionalistas vascos.

El portavoz denunció que la postura del PP en estos cuatro años, cuando disfrutó de una mayoría absoluta en la Cámara baja, se basó más en el conflicto que en el diálogo.

Recordó que los conservadores se valieron de esa supremacía para usar el "rodillo una y otra vez", con la aprobación de leyes que alteraban cuestiones del conjunto competencial del País Vasco u otras como la reforma laboral o educativa, con las cuales no están de acuerdo.

Tras conversar con Rajoy en la Moncloa, el portavoz de ERC afirmó, por su parte, que los independentistas sólo avalarían la conformación de un gobierno progresista y de izquierda que autorice la celebración de un referendo de autodeterminación en Cataluña.

"Es evidente que ese Gobierno no va a existir y menos si quien lo dirige es el representante del partido conservador español", manifestó Tardá.

El dirigente catalán dijo tener la impresión de que el jefe del Ejecutivo en funciones confía en la abstención del PSOE para sacar adelante su investidura.

Los socialistas se reunirán el próximo sábado para decidir su posición, aunque la mayor parte de los dirigentes de la centenaria organización se muestran favorables a desestimar la posible reelección del presidente del PP. mem/edu

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS