jose-eduardo-cardozo

El ex titular de la Abogacía General de la Unión José Eduardo Cardozo presentará hoy la defensa de la apartada presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ante la Comisión Procesal de Impeachment del Senado Federal.

La propia mandataria anunció la víspera que no comparecería este miércoles ante el colegiado, encargado de llevar adelante el proceso de juicio político por presunto crimen de responsabilidad.

En un mensaje circulado por Twitter, Rousseff dio a conocer que haría la defensa por escrito y que la misma sería leída por su abogado Cardozo. Anticipó además que junto a su equipo de trabajo están evaluando su presencia ante el plenario del Senado en otro momento del proceso.

Rousseff reiteró asimismo que todos los días lucha por retomar su mandato -del cual fue apartada temporalmente el pasado 12 de mayo para ser enjuiciada por presunta violación de la Ley de Responsabilidad Fiscal- y también por rescatar la democracia en el país.

Este martes, Dilma sostuvo un encuentro con integrantes del Frente Brasil de Juristas por la Democracia, a quienes manifestó estar abierta a todas las propuestas que apunten a derrotar el golpe parlamentario en curso en el país.

Cualquier iniciativa democrática es legítima, ya sea para realizar un plebiscito, elecciones generales o una elección presidencial, indicó.

La propuesta de realizar un plebiscito sobre la posible convocatoria a elecciones anticipadas puede marcar la diferencia en la votación del impeachment contra Dilma en el pleno del Senado Federal, expresó por su parte en declaraciones a la TV Vermelho la legisladora del Partido Comunista de Brasil (PCdoB) Vanessa Grazziotin.

La adhesión a esta iniciativa, dijo, ha crecido mucho en esta Casa, pues los parlamentarios perciben que con el actual gobierno encabezado por el presidente interino Michel Temer la misma no podrá prosperar, ya que este llegó con la intención de extender su mandato temporal hasta 2018.

También la poderosa Central Única de los Trabajadores (CUT) fijó ayer su posición al respecto y esclareció que no apoya la convocatoria al plebiscito.

Al mismo tiempo, aclaró, "la CUT considera que las iniciativas de los senadores o de la propia presidenta Dilma son parte de sus prerrogativas, que respetamos si esto contribuye para encontrar una salida democrática en la lucha contra el golpe".

La central obrera denunció además la ilegitimidad de Temer, la espuria composición del Congreso Nacional y reiteró que el mayor problema del país es su propio sistema político, el cual debe ser reformado profundamente a través de la convocatoria de una Constituyente exclusiva y soberana.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS